Jana Aston – El chico perfecto

Libros Famosos Oficial Escritores, Historia, Romántica erótica, Saga Leave a Comment

Cómo escribir un Libro y Publicar en una Editorial

Editorial: Principal de Libros
Sello: Chic

ISBN: 978-8416223534
Fecha de publicación: 30 de noviembre de 2016
Páginas: 240
Precio papel: 16,90 €
Precio ebook: 9,49 €

A veces el chico perfecto es quien menos esperas Everly tuvo una infancia perfecta y no piensa estropear su vida eligiendo al chico equivocado. Su objetivo es conquistar a Finn, un profesor universitario guapo y responsable, amigo de su hermano y del que lleva años enamorada. ¿Pero y si Finn no es el chico perfecto para ella?

 ~~~~~~

  

¡Hola a todos!

Bueno, sigo con esta serie, pues ya recibí El chico de una noche por parte de la editorial y quería ponerme en antecedentes con la serie antes de leerlo. Además el primer libro me divirtió y me gustó mucho y estaba deseando leer este, así que ni corta ni perezosa procedo con la reseña.

Como siempre que un libro pertenece a una serie os advierto que puede contener SPOILER de los libros anteriores, así que dejo a vuestro criterio si leerlo o no. Si aún no conocéis la saga de Jana Aston, podéis encontrar la reseña de El chico equivocado aquí.


A Everly ya la conocimos en El chico equivocado, es la amiga y compañera de trabajo de Sophie, y desde niña está obsesionada con Finn Camden, el mejor amigo de su hermano y el que ella considera que es el chico perfecto, el hombre con el que se va a casar, solo que él aún no lo sabe y ella hará lo que sea necesario, cualquier locura, con tal de que así sea.

La narración la hace Everly en primera persona, alternando el pasado y el presente en unos capítulos cortos que apenas ocupan unas pocas páginas. En estos capítulos dedicados al pasado, Everly nos muestra en retrospectiva como ha sido su relación con Finn desde que lo conoció a los 6 años hasta el presente.


La Everly de 6 años ya era todo un terremoto, a la que se le ocurrían las ideas más descabelladas. Una niña de armas tomar.

«Mamá dice que necesito que me tengan vigilada, pero no creo que el corte de pelo le hubiera quedado mejor si ella me hubiera estado observando, así que tampoco creo que eso sea verdad.»

«Le estrecho la mano, y mi corazón de seis años acaba de tomar una decisión. Voy a casarme con Finn.»


Me sorprende mucho que una niña de 6 años tenga tan claro lo que quiere en la vida y que tome todas las decisiones referentes a su vida en base de alguien que conoció tan niña, desde la carrera que va a estudiar y donde hacerlo, a su elección de mascota las hace pensando en él.

«No estoy totalmente chiflada. Estoy en primero y él es profesor. Esto llevará tiempo. Mis expectativas están establecidas en consecuencia. Empezaremos ligando. Me verá como a alguien inaccesible, pero me lo ganaré por agotamiento. Dispongo de cuatro años. Ese es mi plan. En primer y segundo curso trabaremos amistad. Saldremos con otra gente. Esperaré mi momento. Cuando esté en tercero, ya pensará en mí cuando se pajee. En cuarto, actuaré.»


La acción del presente nos muestra a una Everly enfadada y algo cohibida que viaja en un coche con un desconocido, al menos para el lector, aunque ella tampoco es que lo conozca mucho más que nosotras.

Everly es una chica activa y enérgica, que no se queda esperando que pasen las cosas, sino que hace que pasen. No es una chica que está esperando que el príncipe azul venga a buscarla, ella decide quién es su príncipe y va a su rescate antes de que él se dé ni cuenta.

«Quizá fuese agradable dejar que el chico diera el primer paso, pero hay mucha competición por los que valen la pena. Si no actúas y haces que las cosas pasen, otra chica te lo quitará de las manos mientras tú estás sentada esperando una invitación.»

Me gusta el cambio de roles que se produce en la historia donde Everly pasa de ser la acosadora a la acosada, y no es que esté bien, pero hay personas que necesitan una cucharada de su propia medicina y aprender por las malas y Everly es una de ellas.

«Me enderezo en la mesa y él me ofrece la mano para ayudarme a ponerme en pie.
—Te recogeré a las siete —murmura. La cercanía de sus labios y los míos y la calidez de su aliento hace que me den escalofríos.
Asiento porque, la verdad, nunca iba a negarme a eso. No tenía ninguna posibilidad.
—No me voy a acostar contigo esta noche, solo para que lo sepas —dice y me aparta un mechón de pelo solitario de la cara y lo coloca tras la oreja.
¿Perdona?
—Necesito que me respetes primero —añade mientras me lanza una mirada sombría.
—No puedes ir en serio —suelto antes de que él se empiece a reír.»


La verdad es que debo confesaros que Everly me cayó un poco mal en el primer libro, es alocada, mal hablada, y dice cualquier burrada que se le pasa por la cabeza, y eso de ir en plan acoso y derribo y no entender que no es no, no me gusta nada, ni en las chicas ni en los chicos. Pero al ir conociéndola en este libro me he ido reconciliando con ella. Sí, es cierto que tiene una personalidad arrolladora y que no es de las personas que se quedan esperando a que le pasen las cosas, ella hace que ocurran, pero tampoco las hace con mala intención, ella está convencida que sus actos son para el bien de todos y que no hace nada malo. Pero también me ha parecido, a pesar de su comienzo, una chica que, una vez que se centra, sabe lo que quiere y lucha por ello, que una vez que se da cuenta de que está equivocada, sabe admitirlo y pedir disculpas. La evolución del personaje de Everly a lo largo de la obra es notable, aunque sin llegar a perder su esencia.

También me ha encantado el epílogo, donde nuestro protagonista masculino, sí, ya sé que no os he hablado de él, pero es que no quiero chafaros la historia, así que me vais a perdonar si solo os digo que es su homólogo y la horma del zapato de Everly, en él encontrará al adversario perfecto además del chico perfecto. Pues en ese epílogo nuestro protagonista nos cuenta brevemente lo que sintió desde la primera vez que vio a Everly y como ha sido su vida con ella hasta el momento y la verdad es que me he quedado ????.

Como secundarios, siguen apareciendo Sophie y Luke, ya que la historia de Everly se desarrolla de forma paralela a la de ellos. También conoceremos a Chloe, que me da a mí en la nariz que también le llegará el turno a su historia, sobre todo si Everly hace de las suyas con cierto agente del FBI… y conoceremos a Sandra y a Gabe una pareja que también tiene una historia que contar y que lo harán en El chico de una noche, el relato corto que recientemente ha sido publicado por Principal de Libros.

La trama sigue la estela del anterior libro, una narración en primera persona por el personaje femenino, con un lenguaje sencillo que hace que se lea con facilidad y con diálogos con mucho sentido del humor y grandes dosis de erotismo y romanticismo. Pero también tiene unos giros que no te esperas en la historia y que me han enganchado muchísimo a ésta, sobre todo en los últimos capítulos.

Sin duda me ha gustado muchísimo más que el primero y me ha entretenido mucho así que le doy un 4/5.

Y tú, ¿lo has leído? ¿Te gustaría hacerlo? Cuéntame. ????

Podéis disfrutar de los primeros capítulos pinchando en VISTA PREVIA:




Agradecimientos

Libros Famosos: Jana Aston – El chico perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *