Kim Holden – Gus. La otra mitad del corazón

Libros Famosos Oficial Escritores, Historia, Juvenil Leave a Comment

Cómo escribir un Libro y Publicar en una Editorial

¿Es posible amar cuando has perdido lo más importante de tu vida?

Tras la marcha de Bright Side, Gus es incapaz de ver el lado positivo de las cosas. Bright Side no solo era su mejor amiga, era su media naranja… la otra mitad de su corazón. 

El joven y su banda se van de gira por Europa, pero, incapaz de hacer frente a la pérdida, Gus recurre al alcohol y las drogas para olvidar. En medio de este caos, conocerá a Scout MacKenzie, una tímida asistente que esconde un pasado muy duro. Poco a poco, Gus y Scout forjarán una bonita amistad y descubrirán que es posible volver a amar cuando crees que lo has perdido todo.

Tenía muchas ganas de leer Gus. La otra mitad del corazón de Kim Holden y Oz Editorial. Para los que no conozcáis la serie, Gus es la segunda entrega de la serie Bright Side, que continua a raíz de los sucesos acaecidos en Bright Side. El secreto están en el corazón.

La verdad es que he disfrutado muchísimo de ambos libros, y espero que la editorial siga con esta serie y conozcamos la historia de Franco, componente de Rook y mejor amigo de Gus. 

Como siempre que un libro pertenece a una serie os advierto que puede contener SPOILER de los libros anteriores, así que dejo a vuestro criterio si leerlo o no.


La historia comienza justo donde lo dejamos en Bright Side. Con un Gus destrozado que no sabe lidiar con la marcha de Kate. Para él ella lo era todo, su amiga, su alma, su otra mitad y el no tenerla en su vida, hace que este no sienta ningún deseo por vivirla. A punto de comenzar su gira europea con Rook, su grupo de música, no consigue lidiar con esa ausencia y la verdad todo le importa muy poco. Es como un robot que funciona con el piloto automático y que solo lo hace si tiene su cuerpo lleno de alcohol. Durante la gira también llegarán las drogas, el sexo; la breve y falsa sensación de paz que experimenta hace que Gus vaya cayendo en picado hasta tocar fondo. Ciertos problemas con sus compañeros le harán ver hasta el punto al que ha llegado y marcarán un punto de inflexión en Gus. Las cosas comenzarán a ir algo mejor y poco después llegará Scout, para unirse al grupo en la gira.

Scout será la asistente del grupo, desde el comienzo hay una cierta animadversión y prejuicios entre ambos. El tiempo y la convivencia harán que ambos se den cuenta que el otro no era como la primera impresión les hizo creer que eran. Scout es una joven callada y tímida, no confía mucho en la gente, pues su pasado no ha sido fácil y hace que no pueda confiar en los demás. Su trabajo en la gira consiste en ayudar al grupo y hacer lo que necesiten para facilitarles las cosas durante la gira. Desde el comienzo mira con recelo a Gus, al que, por su comportamiento, cree la típica estrella del rock. 


Nos vamos a encontrar a un Gus hecho polvo al que veremos pasar por todas las etapas del duelo. En este libro podremos confirmar lo que ya habíamos visto en el anterior, Gus es una buenísima persona, a pesar de estar en su peor momento, no se desquita con los demás y no le hace daño a nadie excepto a sí mismo. Por su parte Scout también huye de su pasado, pero es uno de los personajes donde veremos mayor evolución.
La relación entre ambos es algo que se va dando poco a poco muy lentamente y a lo largo del tiempo, primero y después de las muchas reticencias iniciales por ambos, ya que de primeras no se caen muy bien, comenzarán una tímida amistad que se irá desarrollando lentamente hasta llegar a ser algo más profundo para ambos.

«Ambos estábamos en nuestro peor momento. Heridos. Afligidos. Y juntos nos sanamos, el uno al otro, sin ni siquiera darnos cuenta.»

La presencia de Kate será una constante, su recuerdo, la huella que dejó en todos la que la conocieron está muy presente durante toda la historia. Me ha encantado volver a reencontrarme con los personajes del primer libro y saber que ha sido de sus vidas y ver que el apoyo de la familia y amigos es fundamental para ayudarse a superar esos momentos difíciles.

La narración es en primera persona, al comienzo es solo Gus el que nos narra, pero a partir de que llegue Scout será narrada por ambos protagonistas, ya sabéis que esta forma de narración me gusta mucho, pues considero que nos ayuda a conocer mejor a los personajes. Sigue en la misma línea que el anterior, en lugar de capítulos tendremos fechas, pero algunas la verdad son muy cortitas, de incluso un solo párrafo, lo que hace una lectura ágil, actual y sencilla que te atrapa desde el primer momento.

Como punto negativo destacaría ciertas incoherencias o más bien falta de desarrollo de algunas cosas, por ejemplo, Gus se tira meses consumiendo alcohol y drogas, pero luego de un día para otro lo deja como si nada, y sin embargo cuando deja de fumar sí podemos ver ciertos síntomas del síndrome de abstinencia, aunque pocos. Me da la sensación de que la autora ha pasado todo eso por alto para centrarse solamente en lo emocional y quizá para no dar más drama a la historia, pero me parece que habría sido importante y coherente el ver las consecuencias de esos excesos.

Es un libro lleno de citas impresionantes que nos dan una lección de vida, nos enseña a ser mejores personas y aprender de sus personajes.


Algunas citas épicas:

«Hacer algo bueno por alguien me pone los pies en la tierra. Me recuerda que todos estamos juntos en este juego llamado vida. También es cíclico… das y recibes.»

«Quizás esto solo tiene que ver con mi corazón, con que me sienta satisfecha y acepte que el amor nunca es perfecto. Y si alguien se siente en paz de este modo, no pasa nada si ese amor es un poco no correspondido.»

«Ahora siento que perdí una oportunidad. Pero ya no pierdo oportunidades. Jamás lo volveré a hacer. La vida consiste en vivir cada momento, en hacer lo que quieras y necesites. Basta de esconderse. Basta de dudas. Solo hay que vivir.»

«—He aprendido mucho sobre la vida durante estos meses. Vivir la vida… vivirla de verdad… es como un trabajo. Es agotador si lo haces bien. Si sales a aprovechar cada día al máximo. Cada minuto. Cada segundo. Porque, en medio del caos, se encuentra la belleza. Ahí está la recompensa.»

Después de todo lo que me gustó Bright Side, esperaba a Gus con impaciencia, suponía que iba a ser una historia muy dramática al comienzo pero que iría encontrando consuelo y esperanza conforme pasaran sus páginas y no me ha decepcionado.

En definitiva, Gus. La otra mitad del corazón es una historia emotiva y de superación personal, llena de un mensaje positivo, que nos habla de segundas oportunidades, de afrontar las perdidas y nos muestra que por muy mal que estén las cosas siempre se pueden superar los baches y salir adelante. 

Le doy un 4/5.


Agradecimientos

Libros Famosos: Kim Holden – Gus. La otra mitad del corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *