Whitney G. – Turbulencias | Bibliotecaria recomienda…

Libros Famosos Oficial Escritores, Historia, Romántica erótica Leave a Comment

Cómo escribir un Libro y Publicar en una Editorial

Al principio fue lo de siempre: chico conoce chica, chico conquista chica, chico se acuesta con chica.

Pero nos volvimos a encontrar… en otras circunstancias. Unas circunstancias prohibidas.

Las reglas eran sencillas, la pasión puro escándalo, y nuestros corazones estaban a salvo…

Pero así somos nosotros.

Así es nuestro amor imperfecto.

Hoy os traigo una autora cuyo anterior libro, Una noche y nada más me conquistó, así que en cuanto vi que la editorial iba a publicar un nuevo libro de Whitney G. supe que tenía que leerlo sí o sí.

En Goodreads veréis que este libro tiene una novela corta, algo así como un epílogo, que se publicó después, no os preocupéis, la editorial, al igual que con el anterior libro de esta autora, lo ha publicado completo, así que no os quedaréis sin saber como es este epílogo que pone el punto final a la historia.

Esta reseña va a ser muy difícil de hacer, porque por un lado quiero contároslo todo, pero por otro no quiero decir nada más de la cuenta pues es una historia que tenéis que ir descubriendo vosotros mismos, a ver que me sale…

En este libro conoceremos a Gillian Taylor y a Jake Weston. 

Nada más comenzar la historia vemos que algo no anda bien, Gillian está destrozada y no quiere saber nada del piloto con el que acaba de volver a reencontrarse. Este comienzo de por sí ya me ha enganchado a la historia, pues yo necesitaba saber más y ver como habían llegado los protagonistas a esa situación.

A partir de aquí iremos conociendo parte de la vida de ambos personajes, desde antes de conocerse hasta llegar al momento presente.

De como se conocen y como llegan a ese momento ya lo sabréis cuando leáis el libro, pero no, os garantizo que no es lo obvio, no es en un avión…???? Solo contaros que ambos establecen una relación en la que solo habrá sexo, nada de conversaciones personales, nada de conocerse, nada de enamorarse, y una serie de normas que no siempre se les dará bien respetar, e iremos viendo sus encuentros escala tras escala, encuentros furtivos en los aeropuertos entre vuelo y vuelo. A todo eso sumamos que la aerolínea para la que ambos trabajan tiene una estricta política de no confraternización y que si los pillan no les va a ir nada bien, por lo que deben llevar su relación de forma clandestina.

«—Esto no es una puta misión secreta. —Me miró a los ojos—. No siempre será en el aeropuerto, pero tengo que pilotar dentro de tres horas y no puedo perder el tiempo.
—¿Eres así de insaciable?
—Sí. —Sonrió al tiempo que me deslizaba una mano por debajo de la falda del uniforme hasta tocarme las bragas—. Y por lo que parece, no soy el único.»

El carácter de Jake me ha recordado mucho al de Andrew, el protagonista de Una noche y nada más. Ambos son brutalmente sinceros, secos, cortantes, muy directos y poco sociables. Jake es un hombre misterioso, y yo diría que un pelín obsesivo y con problemas para dormir que lo vuelven violento en esas ocasiones. Pero conforme avanza la trama le iremos conociendo y comprendiendo el por qué de su forma de ser.

«—¿No cree que debería estar ahí dentro explicándole alentadoramente cómo podía haberlo evitado? ¿Dándole pistas para que no le ocurra lo mismo la próxima vez?
—Creo que el miedo a morir será suficiente.
—¿Sabe…? —El joven suspiró al tiempo que cruzaba los brazos—. Si no fuera por cierta mención de honor en su perfil, habría tenido que despedirlo hace semanas, cuando supuestamente le dijo a un grupo de pasajeros «Salid del avión de una puta vez» porque pensaba que estaban tardando demasiado en desembarcar.
—Eso no fue «supuestamente». Subieron la grabación a YouTube.»

Gillian, es la pequeña en una familia llena de genios que van a cambiar el mundo, ella sin embargo siempre se ha sentido rechazada por ser diferente, por no ser tan lista como ellos, por no ser y hacer lo que se espera de ella. Para distanciarse de las comparaciones, y de una familia con la que no se lleva nada bien, que siempre la ningunea y pisotea su autoestima, y para lograr hacer su propio camino se trasladará a Nueva York, pero no todo será el camino de rosas que ella espera. Su sueño se verá truncado y tendrá que realizar varios trabajos para sobrevivir, uno de ellos como auxiliar de vuelo.

«—Entonces, y retomando la conversación sobre los pilotos… —Me pasó los dedos por los labios—. ¿Qué es lo que has oído?
—Muchas cosas…
—Cuéntamelas —me instó—. Dime qué has oído exactamente.
—He oído que no se puede confiar en los pilotos, que su trabajo lo es todo para ellos y que son unos mentirosos. —Hice una pausa al notar su mano en la cintura—. Los que no están casados tienen una mujer en cada ciudad y se la follan siempre que desean. Incluso se acuestan con algunas pasajeras de vez en cuando.»

Gillian escribe un blog en el que vuelca sus sentimientos y sus experiencias y que iremos conociendo poco a poco durante la historia. El troll del blog de Gillian es un personaje que me ha intrigado hasta casi el final.

El libro tiene 367 páginas divididas en varias partes de manera curiosa; Terminales de la A a la E, con 54 capítulos (Puertas de embarque y destino del vuelo) y un epílogo con 3 capítulos. Es curioso, pero en cierta parte de la trama esto tiene mucho que ver y me ha gustado mucho como la autora ha fusionado su propio libro con la ficción.

La narración es en primera persona por ambos protagonistas tanto en presente como en pasado dependiendo del momento que se nos esté narrando. La forma de narrar de la autora, de ir desgranando poco a poco la historia de Jake y la historia de Gillian, dando pequeños retazos de información pero sin llegar a desvelarla por completo y dejándonos en ascuas, me ha encantado. Quizá me ha faltado saber más de como evoluciona la relación de Gillian con su familia en el futuro.

Al ser una historia erótica, las escenas de cama serán altamente sensuales y excitantes, pero el transfondo que tienen los personajes, sus oscuros pasados, su sufrimiento también te atrapa y serán lo más interesante de la historia. Esta autora tiene una forma de escribir única que combina a la perfección el erotismo con una buena trama que deja el tema erótico casi como algo secundario en la historia.

La lectura es totalmente atrapante, ágil y amena te engancha por completo hasta un final que, conforme se acerca, te deja cada vez más intrigado y más impactado, con unos giros en la trama que no te esperas y que te dejan sin saber que está pasando y el por qué, por lo que necesitas seguir leyendo para desvelarlo, y es que la autora sabe crear un clima de suspense en la historia y entre los personajes que te absorbe. Un día me ha durado el libro, con eso os lo digo todo y es que no podía parar de leer.

Quizá la única pega que le pondría, y por lo que no le he puesto los 5 corazones, es que ambos personajes me han recordado mucho a los personajes de Una noche y nada más. Ojo, que Andrew y Aubrey me encantaron, pero creo le resta algo de la originalidad que posee el que tengan tanto en común los personajes de un libro con los del otro. Él con un pasado duro que lo ha curtido y lo ha hecho ser como es y no confiar en nadie. Ella con una familia que espera otra cosa de ella, que la infravalora y no respeta que no se dedique a lo que ellos esperaban. No sé, quizá sea percepción mía, ya me contaréis vosotros si os ha parecido igual o no. 

En fin, si disfrutáis de la literatura erótica, de esa que además de escenas supercalientes, tiene una trama intensa, llena de personajes misteriosos y complicados con una historia entre ellos llena de altibajos que mantiene la tensión y con giros argumentales que te dejan con la boca abierta, está es tu historia. Os la recomiendo. ????

¡Sujetaos que llegan Turbulencias!

Le doy un 4,5/5.


Agradecimientos

Libros Famosos: Whitney G. – Turbulencias | Bibliotecaria recomienda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *