Día 6. Paciencia para Encontrar tu Compañero/a

“¿Y si es él/ella?, nunca se sabe”. Me encanta la expresión americana que dice: bulshit! Es lo que le diría a quienes dicen esta frase.

Encontrar a la pareja adecuada para las mujeres se convierte en una temporada entera de “Sexo en New York” para darnos cuenta al final de la temporada que hemos perdido tanto tiempo con esa persona, que al final no era tan encantadora como creíamos.

Si no tienes pareja y has pasado por varias relaciones desastrosas este capítulo te ayudará, en caso de que tengas a tu pareja y sea la persona que te apoya, alaga y comprende que deseas tu Independencia como Mujer, entonces date un aplauso y disfruta de mis anécdotas y también de algunas lecciones que puedes decirles a aquellas mujeres que desean una pareja, pero deciden que cualquiera en realidad les sirve por tal de no estar solas o simplemente recomiéndales mi libro, para ahorrarte tiempo.


Y es que la soltería es algo que nos atormenta, la mujer soltera es representada con bata, el cabello canoso, vive con gatos y es una mujer quejica, es cierto que existen mujeres así, yo misma he conocido a varias, pero eso no significa que como solteras debamos comportarnos de esta manera.

Los hombres por otro lado se les representa como triunfadores, que aun no han sido conquistados hasta que aparece la chica inocente y despistada que les roba el corazón.

Bueno, yo no me creí ninguna de estas dos películas.

Recuerdo que a la edad de 15 años era en la que todas mis amigas comenzaban a tener novios, si no te gustaba un chico te tachaban de “aguafiestas” o “lesbiana”, por lo que era mejor tener novio, hasta que hablando con mi mejor amiga que tenía ya a su primer novio, insistió en que le dijera que chico me gustaría que fuera mi novio, por lo que cedí y dije el nombre del chico que mas me gustaba, que me hacía reír y me parecía atractivo. Mi amiga insistió en que le escribiera una carta para pedirle ser mi novio, lo hice y resultó que el chico aceptó.

Lo que ocurrió en los siguientes meses destruyó mi seguridad por completo, éramos dos niños que en realidad no sabían lo que era el amor y que no deseaban besarse o tener intimidad hasta que nos forzaron a darnos un beso y días después todo se acabó.

Aquella presión me hizo alejarme de que me gustara un chico, tratándolos como amigos. Pero como mujer he vivido y visto esa presión en mujeres de todas las edades, hasta de adultas de 50 años.

Que nos guste alguien parece ser en lo que debe girar toda nuestra vida, conseguirlo, cortejarles y por último conseguir que sea nuestro y luego pasarnos la vida con miedo a que otra repita nuestro proceso y se lo lleve.

¡Es agotador!

Es como si prepararas una rica cena y no te la comieras por miedo a que alguien te la robe, ¿no es mas fácil comerla y disfrutar lo que has conseguido? Pero esto sería posible si realmente tuviéramos a la pareja que deseamos a nuestro lado.

Fui virgen hasta los 20 años por propia decisión, decidí que quería disfrutar de que mi primera vez fuera con alguien que realmente amaba, deseaba vivir primeras veces con esa persona que cumplía mis expectativas y estaba a mi nivel. Muchas personas que me conocen dicen que yo atraje a Ion, el universo y demás, pero la verdad es que fui paciente hasta que Ion apareció en mi vida.

Muchos chicos intentaron y me propusieron relaciones que mis amigas y conocidas aceptaban con gusto de otros hombres, pero al ver los resultados que obtenían, los fracasos y corazones rotos, decidí que no haría lo mismo.

Hace poco escuché una frase que decía algo así: Los tontos cometen errores, los inteligentes aprenden de los errores de los tontos.

Eso hice yo, aprendí de los errores de las demás y evité pisar donde ellas habían caído.


A los 19 años recuerdo estar en una habitación con mi madre llorando y lamentándose porque mi padre le había engañado por segunda vez e ido de casa para vivir la vida de un soltero con panza.

En aquella habitación estaban dos amigas de mi madre, hablaban de lo mucho que cada una odiaba a sus ex-parejas. Entonces, como si el tiempo se parara las miré a cada una, como si estuvieran en pausa y pensé: Son la misma persona, las tres han sido engañadas por sus maridos, (normal que sean amigas), tienen dos hijos cada una y siguen preocupadas porque él se ha ido, porque no tienen a la pareja ideal y a ninguna les importa lo que les hace ser la misma persona: Todas dependen de un hombre.

Aquella misma noche fuimos a pasear a la playa donde mi madre lanzó su anillo de casada entre lagrimas a las olas, yo alcé la vista a la luna y pronuncié: Por favor, no quiero enamorarme nunca.

¿Sabes lo triste que es eso para una chica de 19 años?

Quería renunciar al amor porque creía que me hacía dependiente, ya que ese era el ejemplo que me estaban dando las 3 mujeres mas importantes de mi vida en aquel momento.

via GIPHY

Curiosamente un año después Ion apareció en mi vida y resultó que nos reconocimos al instante, como dos almas que se han estado buscando durante mucho tiempo, supimos que éramos lo que el otro había estado esperando.


Por lo que, ¿Cómo obtener esa paciencia? ¿Cómo encontrar a tu persona de confianza, tu compañero o compañera de vida? Lo sabrás a continuación.

Hace poco di una charla a un grupo de emprendedoras que hablaban de hacer realidad sus sueños y hablaban de cosas como: “haz el pedido al universo y este te dará lo que quieres, él sabe lo que quieres”. Cuando oí aquello mi mente dijo: ¿Qué pedido? ¿El universo no es el puto Amazon?

Evidentemente no podía soltarles algo así, para eso lo escribo, pero intenté proyectarles que lo que se necesita para tener lo que deseas en tu vida es hacer cosas que te preparen y lleven ahí.

Hay una referencia que escucho desde que conocí el Marketing Multinivel que habla de que “solo tienes una oportunidad para subirte al tren” y curiosamente he escuchado a muchas mujeres decir que “tal vez sea él, si no me subo al tren ahora, puede que nunca pase”. ¿Cómo que tal vez sea él? ¿Tiene todo lo que deseas? ¿Sí o no? 

Para mí fue crucial que esa persona que iba a elegir tuviera todo lo que yo deseara y que no cambiáramos ninguno de los dos para estar con el otro, sino que evolucionáramos juntos. 

Por lo que en este capítulo voy a mostrarte lo que en 8 años de relación Ion y yo hemos creado hasta ser una pareja que emprende junta, Independiente y sobre todo que adora estar unida las 24h del día. Van a ser 8 puntos que hicieron que nos encontráramos y hoy seamos inseparables. ¡Comencemos!

via GIPHY

Al nacer en el seno de los Testigos de Jehová, había una frase que de niña siempre me recitaban de la Biblia, era así: “Ama al prójimo como a ti mismo”. Aquella cita era un mantra para muchas mujeres, el problema era que la revertían de la siguiente manera: “Ama al prójimo más que a ti misma”. El amor es algo que muchas mujeres damos y regalamos sin medida, se nos ha educado para amar a nuestros hermanos y hermanas, a cuidarlos como si fueran nuestros hijos, luego, si quedamos embarazadas se espera de nosotras que amemos al feto nada mas saber que está dentro de nosotras, se espera que amemos a quienes nos dañan porque dicen que estamos llenas de amor. Pero la cosa es que ese amor parece siempre tener destinatario y nunca somos nosotras mismas.

Hace poco una mujer me dijo que era feliz dando amor a sus hijos y esposo, no necesitaba más.

¡Claro que necesitamos más! ¡Necesitamos amarnos!

Cuando era niña, era una narcisista, adoraba que me fotografiaran, me tocaba la cara y hacia gestos coquetos. Todo ese amor era mío, no sabía que debía amar a otra persona, sino que me amaban a mí.

Cuando somos niñas el amor que recibimos por solo existir es grandioso, en ningún momento nos preguntamos: “¿Me merezco este amor?” Porque la existencia del cariño tiene un nivel más natural, no le añadimos el azúcar de la inseguridad.


Recuerdo que la primera vez que fui consciente de que las Mujeres sentimos el miedo de no ser amadas, fue cuando apenas tenía 10 años. Por alguna razón mi madre me hizo la siguiente afirmación: “Tú quieres más a tu padre que a mí”. Aquella frase se insertó en mi mente como un medidor, de pronto me pregunté a mí misma si era posible que amara más a mi padre que a mi madre y si era así, ¿entonces quién de los dos me amaba más a mí?

Sin darse cuenta, mi madre acababa de poner a ambos en una balanza neutral y a lo largo de mi vida he ido quitando y poniendo peso en amor dependiendo de las acciones de cada uno. Con 16 años decidí mandar a la mierda a aquel medidor luego a mi madre y a mi padre, hasta escribí un libro sobre ello llamado “Libro de Autoayuda para Colorear antes de Mandar a la Mierda a Mamá” y amar mi mente, luego vino mi cuerpo.


Pero es primordial que aprendas a amarte a ti misma. Ya hemos hablado de aceptar tu físico, de definirlo, ahora toca que ames tu mente. Cuando amas tu mente sucede que todo lo que haces te sale como tú deseas, las palabras surgen mas fáciles y sobre todo te desarrollas a una velocidad impresionante. 

Cuando comencé a amar mi mente sucedió que, de 4 libros escritos en 9 años, aumenté a 27 en 4 años.

via GIPHY

Recuerdo una serie llamada “Great News” donde la protagonista tiene una reunión con una famosa ejecutiva y líder femenina en su sector. Y ambas hablan de los pasos a seguir para ser una mujer exitosa. Una de las cosas que más me impactó fue hablar de la voz de la mujer.

Nuestra voz es el primer signo de una mujer que se ama a si misma, el tono que utilizamos, si es sumiso, como si pidiéramos permiso para hablar constante o si es claro y alto como por ejemplo el de Julia Roberts, cuyo timbre es intenso y alto. La voz femenina se transforma cuando una mujer alcanza la Independencia como los hombros se enderezan cuando queremos mostrar orgullo.

Entonces, llegadas a este punto: ¿Cómo puedes amarte a ti misma?

via GIPHY


Sentirnos orgullosas de lo que somos capaces de hacer es el primer paso. Y eso es justo lo que vas a definir a continuación.

Este ejercicio es primordial porque en el momento en que encuentres a tu compañero/a de vida, necesitas saber lo excelente que eres y presumir de ello.

Una Mujer Independiente debe saber mostrar sus verdaderas cualidades y examinar la reacción del otro, esto es importante ya que, si un hombre o mujer que intentas cortejar se siente ofendido/a porque presumes de tu mente y lo que sabes hacer y como piensas, significa que en algún momento de la relación va a intentar taparte, sepultar ese orgullo.

Recuerdo que con 17 años conocí a un hombre que comenzó a gustarme, manteníamos conversaciones solo por chat. Yo me pasaba el día leyendo, descubriendo cosas, apuntándolas y escribiendo, necesitaba desesperadamente hablar con alguien y compartir mi conocimiento. Por lo que en el momento en que comenzamos a hablar por teléfono, decidí compartir mi conocimiento, lo que sucedió fue que el hombre me respondió con algo que él sabía y la conversación se convirtió en una mesa de ping-pong donde cada uno soltaba lo que sabía a la espera de ganar. Tras aquella llamada me di cuenta de que aquel hombre no era para nada la clase de compañero que deseaba, por lo que lo descarté.

Las mujeres de mi alrededor me llamaron “quisquillosa” y me soltaron frases del tipo “no puedes esperar que sea 100% como a ti te gusta”. ¡Já! Aquello me hizo ser mas determinada, decidí crear una lista mental de cualidades de la clase de chico que deseaba. Cuando conocí a Ion, me escuchó y se impresionó por mi conocimiento, deseó saber más y aumentar lo que yo ya sabía del tema, no taparlo con su conocimiento propio.

Amar lo que hago también significa presumir de que escribo libros, de adolescente no era consciente de que aquello provocaba inseguridad en muchos chicos y chicas a mi alrededor, ser capaz de escribir un libro con 15 años no era algo que todo el mundo hiciera, por lo que al recibir mis primeras criticas sobre mi físico o que tenía una caligrafía horrible, decidí ocultarlo, hasta que un día, curiosamente un hombre en una clase de teatro como ejercicio de interpretación me preguntó:

—¿Quién eres? —mi respuesta fue inmediata.

—Escritora.

El profesor se quedó mirándome con intensidad, yo temblaba y sudaba interna y exteriormente, hasta que me dijo:

—Hay grandes escritores que no son capaces de admitir que son escritores y tú, adolescente te atreves a decir que eres Escritora.

Me relajé y respondí:

—Es lo que hago todo el día, escribo y pienso sobre escribir, sé que soy Escritora.

Sonrió y me dedicó un “Me encantas”.

Este será tu primer paso, admitir que es lo que te encanta de ti, tus cualidades, lo que se te da de maravilla y te acercará a ser una Mujer Independiente. En este caso no sirven cosas como “saber coser” al menos que vayas a vender productos cosidos por ti misma o centrados en la moda. Tienen que ser cualidades que te van a impulsar a tu Independencia. 

De hecho, la cualidad que mas me gusta de mí misma, es totalmente contraria, una de ellas es “odio planchar”, esa cualidad me ha acercado a mi Independencia. 

¿Sabes cuántas veces llamo a mis cuñadas en sus tiempos libres y están planchando? ¡En su tiempo libre! Para mí es una cualidad. 

Lo que harás a continuación es desarrollar las siguientes cualidades, que yo también escribiré contigo para que puedas ver que no existen tabúes y que lo que otros “odian” de mi es lo que me hace ser una Mujer Independiente. (Mientras escribes yo tomo un café con Miel de Tila, ya que es por la mañana cuando escribo esta sección) y así desarrollaremos que amar de ti misma.

Puede que muchas cosas que ames son las que las mujeres de tu vida y hombres han dicho que no soportan o que son defectos tuyos, pero si siguen ahí es porque en el fondo son tus cualidades. Ya que el secreto para amarte a ti misma está en amar lo que otros odian de ti. ¡Empecemos!

  • ¿Qué no te gusta hacer que según la sociedad como mujer, deberías de hacer? Las tareas del hogar en general.
  • ¿Qué te dijeron de niña que no se debe hacer por ser niña? Interrumpir, sentarme con las piernas abiertas, presumir de pecho, no llevar sujetador y no reírme fuerte.
  • ¿Qué cualidades negativas te atribuían tus parejas amorosas? No aceptar las criticas y esperar que la otra persona quiera y trabaje para hacer sus sueños realidad.
  • ¿Cuál crees que es tu mayor cualidad negativa? Narcisista.(El Narcisismo es: Admiración excesiva y exagerada que siente una persona por sí misma, por su aspecto físico o por sus dotes o cualidades.)
  • ¿Qué intentas siempre cambiar y aun así vuelves a hacerlo? Ser desordenada.
  • ¿Qué es esa cosa que haces y que molesta a los demás? Hablar de mí misma, de mi vida y de lo que leo o escribo.
  • ¿Qué sueles hacer y siempre acabas discutiendo con otras personas? Hablar de mi derecho como mujer a decidir no tener hijos.
  • ¿En que momento te intentan callar o se ríen de lo que dices? Cuando hablo de vivir Independiente y no tener ni desear tener responsabilidades que como Mujer debería tener.

Responde a tu propio Formulario desde el siguiente enlace: Ir a Formulario.

¿Qué tal ha ido el ejercicio? Seguramente te sentirás como un zumo recién exprimido de pomelo rosa, verás con pureza el extracto de ti misma, quien eres y como aquellas cualidades negativas no eran mas que un resquicio de quien eres.

via GIPHY

Ahora lo que harás será tomar esas respuestas y formular tu propio mantra de “Amo de mi misma lo que los demás odian de mi”.

Lo que harás a continuación es escribir esas respuestas y redactar al lado en que te ayudan estas “cualidades negativas” según los demás, a lograr tu Independencia y encontrar a tu pareja gracias a que amas de ti misma estas cualidades y por lo tanto querrás que la otra persona también las adore, lo haremos juntas.

Debería quedar así:

  • No me gusta llevar a cabo las tareas del hogar en general = Lo cual me ayudó a encontrar una pareja que las hiciera conmigo y comprendiera que limpiar no es lo mío.
  • De niña me dijeron que no debía Interrumpir, sentarme con las piernas abiertas, presumir de pecho, no llevar sujetador y no reírme fuerte = Lo cual me ha ayudado a interrumpir si algo me ofende, llevo ropa cómoda para sentarme como me plazca, no llevo sujetador porque me molesta y la risa es importante para mí en mis libros y vida.
  • Mis parejas amorosas me dijeron que no sabía aceptar las criticas y que no podía presionar ni esperar que la otra persona quiera y trabaje para hacer sus sueños realidad = Comprendí que una persona que me critica sin haber conseguido más que yo, solo se siente inferior y que necesitaba a alguien que creyera que puede tener la vida que desea si trabaja en ello.
  • Mi mayor cualidad negativa es el Narcisismo = Ese valor y prioridad de que todo lo que hago es maravilloso me ha ayudado a escribir sin miedo y crear personajes llenos de vida, además de tener la confianza para asesorar a otras escritoras y escribir para otros grandes libros.
  • Esa cosa que hago y que molesta a los demás es Hablar de mí misma, de mi vida y de lo que leo o escribo = Logro que mi esencia y mi Instagram esté lleno justamente de esta clase de contenido, incluidos mis libros, dándome una satisfacción enorme y haciendo mis historias únicas.
  • Lo que suelo hacer y siempre acabo discutiendo con otras personas es Hablar de mi derecho como mujer a decidir no tener hijos = Gracias a expresarme cuento con una pareja que tampoco desea hijos por lo que podemos vivir como dos niños con permiso para beber y viajar solos.
  • Me intentan callar o se ríen Cuando hablo de vivir Independiente y no tener ni desear tener responsabilidades que como Mujer debería tener = Es la razón por la que escribo este libro, para no callar.

Levántate y baila un poco de música, estira el cuerpo y sonríe porque acabas de definir las cosas que mas de ti, pero los demás envidian e intentan que cambies.
Sus razones no son importantes, lo que si es crucial es que ya no tendrás que volver e intentar ser otra persona.

Las Mujeres somos los seres que más cosas intentamos cambiar de nosotras mismas, el color del pelo, el espesor de las pestañas, el color de las uñas, el tamaño de nuestra panza, el grosor de nuestro pecho… ¡Basta! Nuestras cualidades no pueden cambiarse, puedes maquillarlas, pero en algún momento tendrás que limpiarte el maquillaje y entonces saldrán a la luz haciéndote creer “otra vez ese defecto”, pero no es un defecto, eres tú, tú eres así y tienes que asumirlo.

via GIPHY

Es como una tienda de ropa, hay diferentes tipos de colores y aún así nos hacen querer escoger ciertas prendas porque según la moda debemos vestir así a pesar de que no te sientes cómoda o tú misma, con las cualidades pasa lo mismo, tienes que amarlas.

Este concepto lo aprendí leyendo “Memorias de una Geisha”, hay un momento en el que se habla del Zodiaco Japonés, no soy creyente de esta clase de cosas, pero lo que me cambió la forma de pensar acerca de las cualidades es que, en el libro, la que entrenaba a la protagonista para ser Geisha, le habló acerca de aceptar quien era, su naturaleza y que, si intentaba cambiarla, esta se volvería en contra suya. Aquello me dejó meditando y preguntándome porque a veces quería cambiar cosas que me salían naturalmente, entonces hice el examen que tú has hecho y me di cuenta de que, si cortaba aquellas cualidades, entonces no era yo, sino lo que los demás querían que fuera, Dependiente de sus opiniones.

Por lo que decidí ser todo aquello que no gusta, una cosa que sucedió es que hoy en día familiares y amigos tienen miedo de opinar de mi vida, porque saben cuanto me amo y que voy a defenderme.

via GIPHY


¡Perfecto! Ya sabes como amarte a ti misma, pero antes de pasar al siguiente punto déjame contarte la anécdota en la que tuve el valor de admitir por primera vez en mi vida una de esas cualidades, que según mi madre me haría estar sola siempre. El día que mas me amé a mi misma fue en Marzo de 2013, mi corazón palpitaba porque Ion iba a telefonearme por primera vez, sabía lo que quería decir, deseaba dejar claro quien era y cual era mi posición, por lo que, tras responder, reírnos tímidos y hablar le dije lo siguiente:

—Tengo que decirte una cosa y en caso de que no la aceptes, dejaremos de hablar.

—Suéltalo.

—No esperes de mí que friegue o cocine.

Nunca me había sentido mas libre en toda mi vida, jamás le había dicho aquello a un chico que me gustara, era como un secreto horrible para mí, pero al decirlo en voz alta comprendí que era valiente. Entonces Ion respondió:

—No importa, yo sé hacerlo.

¡Y encontré al chico que estaba buscando!

via GIPHY

“No sé lo que quiero, pero si lo que no quiero” las mujeres que mas me han enseñado a como no tener una relación, me han dicho esta frase en algún momento de sus vidas. Por lo que para mí ha sido siempre primordial saber lo que quiero, lo que me gusta. Y no hablo de sexo, ya hablaremos al final de este capítulo sobre ello 😏, me refiero a que te gusta hacer.

Me gusta el ejemplo de Elizabeth Gilbert en “Come Reza Ama”, cuando después de dejar a su esposo el marido de su agente le dice que se parece a su nuevo novio como los perros a sus dueños. Aquella afirmación fue muy triste, pero cierta, ya que muchas mujeres cambian de gustos e incluso forma de ser porque cambian de pareja y todo porque en el fondo no saben lo que les gusta.

He visto mujeres jóvenes y hasta de 50 años que van detrás de sus maridos y dicen “sí” a todo a pesar de que no desean eso en sus vidas o lo detestan. ¿Cuál es la razón? Que no tienen claro lo que les gusta.


Recuerdo un chico con el que salí un par de veces, fuimos a una tienda a comprar un regalo de cumpleaños para un amigo, entonces vi un cuadro de New York y me quedé mirándolo. Este se acercó y me dijo:

—Wao, Estados Unidos, me encanta.

Sonreí porque coincidiéramos en algo, entonces revelé mi deseo.

—Me encantaría poder viajar y vivir en cada estado, empaparme de la tradición y…

—Bueno, para eso hace falta mucho dinero, tal vez dentro de un tiempo.

Hizo trizas mi momento de expresar mi sueño, unos días después se acabó el intento de relación. Mi madre me dijo: “¿Solo por eso Jacqueline?” Y yo respondí: “Me gustan las personas soñadoras, no las que piensan en “mas tarde”.

Cuando Ion apareció en mi vida tenía claro lo que me gustaba y una de ellas era viajar por lo tanto me gustaba una persona distante de su familia, sin costumbres, que quisiera aprender otros idiomas y pensara que su casa era allí donde estuviéramos juntos.

Saber lo que quería hizo que todo fluyera con Ion, no fue magia, sino paciencia, si alguien no tenía lo que yo deseaba, lo descartaba.

“Pero las personas cambian Jacqueline”, puede ser que me digas. Y yo te respondo: “Si no quieres que te cambien a ti, ¿porque quieres cambiar a otros?”

Hay una diferencia entre evolucionar, como he dicho antes y cambiar a alguien.

via GIPHY

En mi caso Ion decía que prefería leer en digital, no decidí convencerlo, lo llevé a librerías y entendió lo que yo amaba de ellas. Ahora, cuando ve una librería tengo que “insistir” en irnos porque fotografía cada libro, edición y formato para implementarlo en nuestros libros. En el caso contrario él me enseñó que puedo leer en digital sin tener que acarrear los 10 libros que suelo leer cada tres meses, además de encontrar ejemplares online en países donde no se lee mi idioma. Ninguno cambió por el otro, sino que absorbió lo que le gustaba al otro, eso es evolucionar.


¿Por lo que como definir lo que te gusta? Teniendo Parámetros.

Hay una cosa muy divertida que sucedió cuando comencé a hablar con Ion y nos empezamos a revelar al otro. Me mostró una lista de las cosas que quería que su pareja tuviera, aquello me sorprendió ya que yo tenía una lista mental sobre la mía. Cuando me la mostró me sorprendió lo detallada que era, cumplía con más del 50%, algunas cosas me ofendieron y las expuse a Ion. Una de ellas era que deseaba una mujer con altos ingresos e Independencia financiera cuando él no la tenia. Entonces su respuesta hizo que ambos comprendiéramos lo que nuestras listas eran.

Ion dijo: Lo que no tengo lo quiero conseguir con esa persona. 

¡Adjudicado! 😂

A veces nos ponemos metas en otras personas que creemos que deben tenerlas cuando los conozcamos, como si compráramos un “todo incluido”, pero la verdad es que una pareja debe ser alguien que no solo tenga lo que deseas, sino que quiera tener más para que tengáis lo que ambos deseáis.

Un ejemplo de ello es que Ion deseaba una mujer que deseara Emprender, si a mí no me hubiera gustado la idea de ser una mujer emprendedora y esperara un hombre que me mantuviera, evidentemente no debía meterme en tal relación. Si hubiera sido así, hubiéramos tenido discusiones constantes porque cada uno esperaba del otro algo que no le gustaba desde un principio.

Por ello es primordial definir lo que te gusta y lo mas importante, decirlo antes de que la relación vaya a mas.

Me impresiona esas parejas que nunca hablan de si quieren tener hijos hasta que ella está embarazada. ¡¿Cómo es eso posible?! Ser una pareja significa que vais a compartir la vida, todos vuestros gustos.

Esto es algo que he vivido con mis padres, opuestos a tal punto que las discusiones siempre rondaban en torno a que papá quería demasiado y mamá se conformaba. Yo me preguntaba en medio de aquellas discusiones como si surgieran a cámara lenta: ¿Cómo era posible que fueran tan diferentes? ¿Qué quisieran dos cosas diversas y hubieran decidido estar juntos? Era porque nunca habían hablado realmente de lo que a cada uno le gustaba.

Esta es la razón por la que muchas parejas después de un año de relación suelen decir: Ella o Él ha cambiado, no era como al principio.

No es que haya cambiado, sino que tú esperabas que te gustara lo mismo que a ti y resultó que no.

Por lo que tomate en serio lo que te gusta y compártelo, esto es lo mas importante. Y hablo de cosas como el tipo de música, imagínate estar con alguien que escucha por ejemplo música clásica y tú la detestas o alguien que odia las verduras, cuando a ti te encantan. O amas conocer otras culturas y a tu pareja le gusta estar solo en su país. Son esas cosas las que llenan las casas de discusiones e hijos que sufren porque papá y mamá otra vez están discutiendo porque uno quiere una cosa y otra.

Con todo esto en mente vamos a crear tus Parámetros.

via GIPHY


Definir aquello que te gusta significará que te comprometerás con esos gustos y estarán acorde a la otra persona. Si te gusta por ejemplo viajar, a la persona que elijas ser tu pareja debe amar viajar o tendrás que vivir una vida de suplicas por ir a otros países o hacerlo tú sola. Si por ejemplo eres vegana, evidentemente una pareja con el mismo estilo de alimentación hará que compartáis una vida mas placentera.

Una de las cosas que mas he visto en las parejas es que ambos tienen una vida completamente separada, son como dos compañeros de piso que mantienen sexo ocasionalmente. Yo no deseaba algo así, por ello me enfoqué en no buscar parámetros, es decir, si una persona no cumplía con mis gustos, no intentaba sustituirlos, para mí ha sido siempre crucial que mi pareja comparta lo mismo que yo. Por ello mi madre suele decir a otras mujeres: Jacqueline quería un hombre así y atrajo a Ion, que es tal cual ella deseaba.

Yo no lo atraje, sino que no me perdí en el camino con hombres que no tenían al 100% lo que yo deseaba.

Si un hombre puede ser exigente pidiendo una talla 60-90-60, rubia y delgada, ¿por qué las mujeres no podemos pedir lo que deseamos? Porque nos dicen quisquillosas y que soñamos, un hombre sabe lo que quiere, una mujer “flipa”.

Por lo que lo que harás ahora es decir que cosas te gustan, ya que lo que a ti te guste le debe gustar a tu futura pareja. ¡Comencemos!


Soy partidaria del resultado de este formulario, por haberlo llevado a cabo, de hacer estas preguntas a aquella persona con la que comenzamos una relación. No hay que esperar a que pase un año para darnos cuenta de que la otra persona quiere hijos y espera comer en casa cada día comida casera. Puedes evitar una discusión y una mala relación mucho antes.

Recuerdo una escena de la película “Sexo en New York 2”, donde la protagonista Carrie y su marido tuvieron un momento en el que uno de los dos tuvo que ceder, ahora hablaremos de ello. Ella que no le gustaba cocinar esperaba salir por la hermosa vida nocturna de New York, ponerse elegante y disfrutar de una noche glamurosa. Él que había comido mal durante todo el día en la oficina, deseaba una comida casera y ponerse el pijama. ¿Qué hacer en una situación así? ¿Cómo era posible que no hubieran hablado de que a ella no le gustaba cocinar y él esperaba eso de una mujer? ¡Por ello hay que hablarlo antes de que la relación avance!

Y ahora viene la gran pregunta, ¿quién cede?

via GIPHY


Como yo había evitado cualquier relación que no cumpliera uno de mis puntos, no me vi en la situación de ceder con Ion hasta que una tarde llamamos a un amigo de Ion para saludarle y nos preguntó por nuestra relación con la siguiente pregunta: ¿Y quien de los dos cede? 

Al oír esta pregunta, Ion y yo nos miramos. Entonces él respondió:

—Ninguno.

—Eso es imposible, siempre uno de los dos pierde, cede a lo que quiere el otro —intentó tensarnos su amigo.

Al terminar la conversación nos preguntamos si alguno cedía, si hacíamos algo que el otro nos obligaba o imponía a pesar de no desear hacerlo. Y entonces nos dimos cuenta que si había algo que no nos gustaba, como por ejemplo Ion leer en físico y yo hablar ante la cámara, aquello fue una evolución, algo que ambos incluimos a nuestra vida y probamos y resultó que nos gustó, se convirtió en parte de nuestra relación.

Por lo que, si hay algo que no interfiere a tus gustos, que no sea algo tan importante como tener o no tener hijos, sino simple como comer comida picante, ir a bailar, pasear… actividades que os acercarán mas el uno al otro, pruébalo, evoluciona con tu pareja. Y esto nos lleva al ultimo punto de este segundo paso para encontrar a tu pareja.

via GIPHY


Uno de los secretos de nuestra relación es que nos mudamos cada 3 meses de país. Constantemente estamos probando cosas nuevas, paseando por lugares diferentes, comiendo platos diversos, cocinando platos de otros lugares con especias y viendo películas de nuevos idiomas que vamos captando.

Lo nuevo es nuestro mayor secreto. Desear experimentar.

Muchas parejas creen que lo único nuevo que debe haber en sus vidas son las posturas sexuales, pero el amor se hace de muchas formas. Pasar un día entero paseando por un delicioso parque totalmente nuevo, fotografiándoos, mantener conversaciones largas o leer un libro juntos, son cosas que llevarán a vuestra relación a otro nivel.

Seréis pareja y mejores amigos, por lo que podréis hablar de cualquier cosa juntos y no tener miedo a proponer algo nuevo al otro. Eso es lo maravilloso de saber que te gusta y desear que te gusten mas cosas.

via GIPHY

Y ahora que sabes que te gusta, vamos a pasar al siguiente punto.

via GIPHY

Una de las cosas que más me gusta de ser niña es ese momento en que conoces a tu primer mejor amiga o mejor amigo, es mágico, como un día de lluvia en verano. Y es que una de las cosas que nos hace ser mejores amigas/os es los sueños, coincidir en sueños. Recuerdo que mi primer mejor amiga se convirtió el día que me enseñó que amaba los delfines, al igual que yo, aquella coincidencia nos hizo inseparables. Soñábamos y jugábamos juntas acerca de bañarnos en el mar con delfines, si una nueva película iba de aquellos mamíferos marinos, la veíamos, memorizábamos cada párrafo del guion e incluso nos comprábamos pulseras, collares, peluches y camisetas con delfines. Si nos encontrábamos sabíamos de que hablar.

Y eso es justamente lo que debes de sentir con tu pareja, que es la persona que comparte tus sueños y pasiones.

Este punto es imprescindible, de hecho, debe estar en el top de las cosas que te unen no solo a la persona amorosa con la que compartes tu vida, sino a todas aquellas que te rodean.

via GIPHY


Hace unos meses, en la hermosa Estambul, me puse a revisar nuestras conversaciones del inicio de la relación con Ion. A medida que hablábamos ambos fuimos descubriéndonos al otro en sueños. Nos imaginábamos viajando por París, 1 año después sucedió, le hablé de que siempre deseé vivir en la capital Madrid, 6 meses después se hizo realidad, hablamos de Italia, de ir a la playa juntos, a faros… nuestras conversaciones no hablaban de ilusiones, estábamos manifestando nuestro sueño por viajar. Como si narráramos un cuento, el uno le daba al otro un hilo que seguir al expresar su sueño y eso nos verificaba que realmente compartíamos los mismos objetivos.

Y aquí es primordial que seas sincera, igual que admitir tus gustos, es importante que expreses tus sueños. Por ejemplo, en mi caso expresé que no deseaba hijos, ni casarme ya que deseaba poder vivir libremente y viajando. Ion en cambio al expresar que deseaba tener un negocio online para poder llevar esa clase de vida me mostraba a mí que con él podía hacer los sueños realidad.

via GIPHY


Hace unos años, al principio de nuestra relación, una de mis cuñadas se casó. Eran una pareja que decía que deseaba viajar por el mundo, ir juntos a bailar y llevar una vida donde la edad no importara. Incluso las tarjetas de invitación de boda fueron pasaportes para expresar la pareja que deseaban ser. Al principio mantuvieron aquel estilo como una dieta rigurosa, hasta que un año después vino un nuevo bebé y la vida familiar entró.

En aquel momento me pregunté ¿en qué punto el sueño había cambiado? ¿Por qué habían decidido sustituir la vida viajera que podían tener por incluir un nuevo ser que evidentemente les privaría del sueño que habían compartido? Mi teoría es que el sueño era solo de uno de los dos y el otro fingió que también era el suyo.

Y esto es algo que pasa a muchas mujeres, creen que, si un hombre sueña algo, debe dárselo y privarse de su sueño, porque de lo contrario lo limitas.

Tengo una familiar que le pasa justamente esto mismo. Cambia de trabajo e incluso de país debido a que su marido es piloto, lo cual significa que ella debe elegir un nuevo trabajo cada vez que él cambia de destino, lo cual me muestra que los sueños o deseos de ella no son importantes ya que vienen los de él primero.

Por ello es crucial que ambos tengan los mismos sueños, para que ninguno tenga que sacrificarse, ya que, si uno de los dos se sacrifica, entonces nace el resentimiento e injustamente solo uno de los dos vive realmente.

En los cuentos de niña nos hacen creer que el mayor sueño que tenemos como mujeres es que venga un príncipe a rescatarnos, que nos busque por lo hermosas que somos o que nos libere de nuestra madrastra celosa por nuestra juventud. Esta clase de historias nos hacen mujeres sin sueños, solo el de librarnos del yugo de nuestros padres, para luego meternos en el de un esposo. Por ello si estás intentando pensar en cual es tu sueño y obtienes respuestas como “ser feliz”, “tener una familiar sana” o “ir de vacaciones con la familia”, tranquila, es normal, a las mujeres se nos han educado para que nuestros sueños sean el bienestar de otras personas. Por ello a continuación te voy a enseñar como ser EGOÍSTA para que de esa manera cuando encuentres a tu pareja, puedas exponerle tus sueños y estar dispuesto a añadirlos a los suyos, no a ordenarlos por orden de importancia.

via GIPHY

“¿Y cuándo voy a vivir mi vida?”. Esta frase se la solté a mi madre, exigía dejar de cuidar a mi hermano para que ella y mi padre (que recién había vuelto a nuestras vidas después de su segundo intento de huida) pudieran viajar y emprender. La respuesta que recibí fue “¿Y yo qué? No vivo.” El egoísmo es algo muy afilado, pero sobre todo incierto ya que para las mujeres egoísmo es que una de las dos personas desea vivir sin importarle el otro, pero para mí el egoísmo es:

via GIPHY

Al tener y haber seleccionado a una pareja como Ion, ambos vivimos primeros juntos y preguntamos después, algunas personas se ofenden en el camino, por supuesto, pero nuestra vida es tan interesante y nosotros tan vivos, que no pueden pasar mucho tiempo sin hablarnos.

El egoísmos implica que hagas lo que deseas sin importarte tonterías como: “¿qué dirá mi madre?» O “me comprometí y ahora no quiero hacerlo, ¿qué hago?”.

Durante mucho tiempo estuve pensando así, hasta que escribí mi primer libro de erótica y mi familia decidió que no quería leer sobre mi teniendo sexo, a pesar de que es una novela ficticia, o cuando hice mi primer trabajo de Ghostwriter y una mujer me llamó “prostituta”. Ser egoísta me ayuda mucho, ya que si no hubiera hecho ninguna de esas cosas por pensar en los demás hoy no estaría en la hermosa Chisinau, en un GastroPub en la Calle Stefan cel Mare, después de haber comido una comida Gourmet y sentada en un sillón de terciopelo gris escribiendo tranquilamente.

Y es que las personas que nos rodean y que nos llaman “egoísta” son las que mas lo son al esperar que sacrifiquemos nuestros sueños por ellas.

De niña nos dicen: ¡Comparte! Lo cual es absurdo ya que ningún adulto comparte sin intereses, pero nos crean un pensamiento de que no hay que ser egoístas y dar todo cuanto ganamos sin esperar nada a cambio.

Recuerdo de niña como esperaba deseosa un regalo de una amiga que venía de vacaciones, estaba inquieta por saber que me traería, me imaginaba toda clase de regalos. Cuando llegó el día, fue una pulsera, la emoción fue palpable, la abracé, chillé y di saltitos. Ya en el coche, mientras miraba feliz mi pulsera porque había recibido un regalo, mi padre me soltó: “Hay mas felicidad en dar que en recibir, Jacqueline”.

Al oír aquella frase de la Biblia me encogí de hombres y tranquilamente respondí: “Pues a mí me hace feliz que me den regalos, no al revés”.

El día que veo menos egoísmo es en Navidad, los regalos se amontonan, todos con los nombres de los niños y niñas que no van a recordar esos regalos en las próximas semanas. Y sin embargo, los regalos adultos se convierten en cosas tan absurdas y que pueden comprar otro día del año como perfume, calcetines, agendas o joyas. 

¡Pero si son los adultos quienes trabajan! ¡¿Cómo es posible que reciban los peores regalos?! ¡Los más tristes!

Ion y yo tenemos una norma en nuestro egoísmo, seguir comprando y probando cosas nuevas como niños, por eso no necesitamos hijos, porque nosotros ya somos dos.

via GIPHY

Lo que harás a continuación será crear una lista de las cosas egoístas que hacías de niña y dejaste de hacer de adulta, en esta sección vale cualquier cosa, desde no comer antes que los demás, no desear compartir tus juguetes o tener que dejar el ultimo trozo de pizza. Luego responderás una serie de preguntas para comprender que te dijeron que era el egoísmo. Lo haré contigo para que no te sientas sola en este ejercicio. ¡Empecemos!

DE NIÑA ME DIJERON QUE NO HICIERA LO  SIGUIENTE PORQUE ERA DE EGOISTA:

Preguntas para comprender que ME DIJERON que era el egoísmo.

  • ¿Cuál es tu primer recuerdo con el Egoísmo? Compartir con mi hermano un oso de peluche, no lo volví a tener.
  • ¿Nombra a la persona más Egoísta según tu madre? Mi abuela. ¿Te pareces a ella? Me gusta parecerme a ella.
  • ¿Qué cosa te compraste alguna vez y te llamaron Egoísta luego? Fui de viaje con Ion.
  • ¿Qué cosa hiciste que hizo que te llamaran Egoísta? Decidir vivir viajando.
  • ¿Cuánto dinero gastaste para evitar ser llamada Egoísta? Más de 1.000€
  • ¿Cuántas fotos publicas en redes sociales con grupos de personas y no sola, por tal de no parecer Egoísta? (En este caso mi respuesta es de antes de ser orgullosamente Egoísta) Eran menos que las que compartía con amigas o familiares.
  • ¿Qué cosa hiciste que te encantó, pero luego fuiste llamada Egoísta? Pasar un fin de semana con mis tíos sin preocuparme en si mi hermano estaba feliz.

Ahora tú:

¡Lista! Levántate, estira el cuerpo, toma una copa, ve a por un vaso de agua, algo que te relaje y refresque la mente, pero vuelve, aun no hemos terminado.

Al responder las preguntas te darás cuenta de que todas esas cosas por las que te llamaron egoísta, en realidad las hiciste por que te hacían feliz y alguien decidió que tú felicidad no era tan importante. Tal vez por dinero, por edad, por posición e incluso por belleza, alguien de tu alrededor decidía que tú no tenías que ser Egoísta, sino otra persona.

Por ello es importante que recuperes tu Egoísmo, pues si tienes una nueva pareja o la que ya tienes, y estás constantemente poniendo en primer plano sus deseos, entonces tu Independencia quedará oculta, ya que el primer Egoísmo que debes tener es desear conseguir tu Independencia, tu libertad, ganar mas que el hombre y sin egoísmo eso es imposible.

Déjame ponerte un ejemplo de que hubiera pasado si yo e Ion no hubiéramos sido egoístas.

En Noviembre de 2015 tomamos la decisión de irnos a Italia, dejar de estar en el mismo lugar y probar la vida de verdad, emprender a medida que íbamos descubriendo nuevos lugares. Felices por la toma de decisión y con nuestro plan financiero claro, llamamos a nuestras familias. Curiosamente son las personas en las que una piensa cuando tiene una buena noticia. Lo que sucedió fue, que no estuvieron nada felices con nuestra decisión. Nos llamaron Egoístas por querer vivir como nos daba la gana, que no pensábamos en los sobrinos que no veríamos crecer, ni en que llevábamos un año sin vernos o en como solo nos importaba el dinero y emprender.

Aquella llamada me enseñó que alguien me estaba diciendo que no debía vivir la vida como yo quería porque entonces perjudicaba a otros lo que deseaban, lo cual era la vida que a ellos no les hacía felices, pero al menos no eran Egoístas según ellos. Pero si no hubiéramos tomado esa decisión hoy no sería quién soy y no estaría llena de vida gracias a todos los países que seguimos descubriendo.

Por lo que lo que tú vas a hacer es llevar a cabo todas esas acciones por las que te nombraron Egoísta. Si es por ejemplo haber dado tu peluche favorito, cómprate el tuyo. Si fue comerte una pizza sola, adelante, si fue ir al cine o elegir las películas que ver, ¡dale!

¿Porque las cosas de niña? Porque el mayor Egoísmo que nos quitan a las mujeres es seguir comportándonos como niñas. Nos educan para pensar en el marido, los padres, los hijos, las amigas, la escuela, el trabajo y nunca en nosotras mismas hasta que una enfermedad nos rodea y entonces todo el mundo se da cuenta de lo poco egoísta que somos, pero ya es demasiado tarde.

¿En serio tiene que enfermar una mujer para que los demás la cuiden? ¡Coño! ¡No! Cuídate tú, elige tu felicidad, la tuya, sin pensar en los demás.

Seguro que ahora dices: Ay Jacqueline, ¿pero cómo no voy a pensar en mis hijos o mi esposo o mis padres?

Si me respondes algo así significa que ellos no piensan en ti porque están dispuestos a que tú te sacrifiques por ellos, pero no al revés.

Si tienes una pareja haced la lista anterior juntos, te va a sorprender cuanto se parecen las razones por las que os llamaros Egoístas y haced juntos lo que el otro dejo de hacer por ser considerado egoísta. Ion y yo lo hacemos comprándonos helado, bebiendo Champagne a las 4am o viendo películas que deseamos sin preguntar a nadie si desea verla. Vamos a nuestros países de origen de visita cuando queremos, no cuando nos echan de menos.

via GIPHY

Y ahora que has respondido y recuperado tu Egoísmo, vamos al siguiente punto, el cual puede que mueva las paredes de tu casa y te obsequie con un tiempo valioso además de sentirte más valorada. ¡Sigamos!

via GIPHY


“¿Y él porque no friega?” la respuesta que obtuve al hacerle esta pregunta a mi madre, me hizo darme cuenta de que yo no era una mujer corriente y que deseaba ser Independiente. Mi madre se acercó a mí con la esponja en la mano, dejando caer el jabón químico y la espuma entre sus dedos y me señaló con el dedo: 

—A los hombres no les gusta las mujeres feministas.

Y volvió a fregar los platos, pero no iba a dejar aquella frase clavada en mí, por lo que repliqué.

—Yo encontraré a un hombre que friegue y cocine.

Los quehaceres son una de las razones por las que muchas mujeres no son Independientes ya que dedican su tiempo a fregar, cocinar, planchar y hacer las camas en vez de estar dedicando su tiempo a sus 10 horas de placer y recomendación.

Hace poco subí un Reel en Instagram para enseñar que hacía Ion mientras yo escribo, mostrando lo importante que es para nosotros que él cocine o limpie mientras yo escribo. Sé que muchas mujeres se sienten amenazadas cuando ven que un hombre hace las tareas del hogar e incluso he recibido comentarios de que puede que Ion se sienta abusado por pedirle que haga mas tareas del hogar que yo. A lo cual yo me pregunto: “¿Y la mujer no se siente abusada cuando ella hace todas las tareas del hogar?”.

¿Por lo que cuál es la solución? ¡Fregar los dos!

Tienes que pensar que deseas Ganar mas que un Hombre, tener tu Independencia, por lo que tienes que tener los mismos derechos que tu pareja, por ello es justo distribuir las tareas entre ambos.

Conocí una pareja en la que en una cena hablábamos justamente de que Ion y yo compartíamos las tareas del hogar, entonces la esposa admitió orgullosa: Mi esposo también ayuda en casa, él coloca los platos y cambia los pañales de la niña.

Al escuchar la palabra AYUDA, no pude evitar corregir a la mujer.

—Ion no me ayuda, Ion hace lo mismo que yo e incluso hace más en casa.

Evidentemente la cena se volvió incómoda, pero comprendí que la mayoría de las mujeres se sienten satisfechas con simplemente “una ayudita”, por lo que como Mujer Independiente lo que vas a hacer es saber dividir con tu pareja las tareas del hogar con una técnica que nos salvó a Ion y a mí de la pregunta: ¿Quién va a fregar?

via GIPHY

r

Una de las cosas que me di cuenta al examinar que era lo que no soportaba de hacer las tareas del hogar, era que mi padre, hermano, suegro, abuelos o tíos se quedaran sentados mientras las mujeres cocinaban y fregaban. Por lo que es importante que en el momento en que uno hace una tarea, el otro también lo haga al mismo tiempo, de esa manera ninguno de los dos siente que está siendo abusado.

Por lo que vais a dividir las tareas del hogar y definir que es lo que mas os gusta hacer, esta parte puede ser complicada ya que, si siempre hiciste las tareas sola, puede que tu pareja no sepa ni quiera hacerlo, por ello es importante que hables y le digas que como ambos vais a ganar dinero e incluso tú ganarás mas que él, es justo que compartáis las tareas.

¡Es crucial que seas muy firme si no desea compartir las tareas contigo! En ese caso elige lo que vas a hacer y NO HAGAS LO DEMÁS.

Los hombres están domesticados para poder ver un calcetín en el suelo y hacer como que no lo ven o no sentir ningún remordimiento por pedirte un café mientras está panza arriba y tú con espuma hasta los codos. Son comportamientos que he presenciado y en los que he visto lo mismo: Hombres Domesticados. (Peor que un gato).

Si le dejas vía libre para no fregar o hacer la colada, no sentirá ningún remordimiento ya que no está acostumbrado, ¿pero quieres saber a que si lo están? A despertarse y tener los calzoncillos dobladitos en sus cajones, hay incluso esposas que meten las camisetas en el frigorífico para que no se doble y este perfectamente fresca. Por lo que este ejercicio va a mostrar a tu pareja el gran valor de lo que haces, pero sobre todo te liberará y dará tiempo.

Ahora llama a tu pareja, abrid una botella de vino y rellenad un mapa mental con las tareas de cada uno, es importante que cuando uno haga algo, el otro también lo esté haciendo. Por ejemplo, Ion friega, pero yo recojo los platos. Yo recojo la casa, él pasa la aspiradora. Lo importante es que quede igualitario, ninguno está haciendo un trabajo más importante, sino que colaboráis juntos en casa, ninguno ayuda al otro, sino que crea un lugar limpio y unido. ¡A rellenar con tareas del hogar!

Espero que haya ido genial y que encontrarais vuestro acuerdo. Ahora vamos al siguiente punto.

via GIPHY

“¿Y además cocina? Es el hombre perfecto”. Esta frase la he oído en varias películas y me parece ridícula. Una mujer ha sabido cocinar toda su existencia y nunca se la consideró perfecta, solo una mujer corriente, pero de pronto si un hombre cocina le damos unas estrellitas y lo incluimos en un libro cuyos platos que cocina cuestan mas que el producto en si. Por lo que tenemos un concepto del hombre que cocina como si se tratara de un Dios, pero no lo es, solo es una persona que cocina. Por ello el siguiente ejercicio en pareja será escribir vuestros platos favoritos y cocinarlos juntos. Tú serás la Chef y ordenarás a tu pareja que hacer como un SubChef.

Este ejercicio es maravilloso ya que no existe mayor liderazgo que el de una Chef, poder indicarle a una persona como debe cortar, que especias debe usar e incluso como se pone el horno te inyecta una confianza excelente al ver de lo que eres capaz y como otra persona se siente perdida. Pero lo mas maravilloso será que os reiréis y como verás que tu guía a hecho que tu pareja prepare uno de vuestros platos favoritos.

Por lo que escribir esas recetas y hacerlas juntos en lo que transcurre la semana. Para ello he creado una plantilla que puedes imprimir y rellenar con tu pareja. ¡Haced la cocina un momento único!

Por cierto, si queréis vernos a Ion y a mi cocinar, id a nuestro perfil de Instagram @ChefsCasa o pagina web www.Chefs.Casa

Un detalle que os puede ayudar es poner música mientras cocináis, beber vino, poneos al día mientras peláis cebollas. Lo importante es que ese momento en el que cocináis se convierta en un acontecimiento que os haga desear llegar a el cada vez que termina y sobre todo es sentir la cocina juntos, ya que no hay nada mas sensual que una pareja dándose cucharas de salsa de curry el uno al otro.

Y ahora que ya habéis decidido cocinar juntos, pasemos al siguiente punto.

via GIPHY

“Mi pareja no lo entiende”. Cuando llego a este punto en mi asesoría para Mujeres Independientes, me sorprende como las mujeres entran en un momento de negación y miedo por tener que implicar a sus parejas y que estas se posicionen a un nivel inferior donde serán sus parejas quienes les ayuden e incluso hagan aquellas cosas que son parte del engranaje, pero no el protagonismo al completo.

Hace poco me pasó con una clienta que me mostró en la llamada mensual donde motivo a mujeres individualmente y reviso si están llevando a cabo el plan que les realizo para su Independencia y me sorprendió que no tuviera ni una sola fotografía recta, enseñando ambas manos, todas eran en formato Selfie. Por lo que le dije:

—¿Porque te has hecho las fotos así? No sales relajada y parece que te falta un brazo.

—Es que no tengo a nadie que me haga las fotos.

Alcé mi ceja porque sabía que su marido trabajaba desde casa y que podía perfectamente dedicarle unos veinte minutos o menos incluso, para unas tres fotos, por lo que decidí entrar suavemente en la propuesta.

—¿Y tu marido? Él podría ayudarte.

—¿Mi marido? No quiero molestarle con mis cosas.

Ahí ya me encendí como si me hubieran prendido fuego.

—No son tus cosas, estás aportando a la familia, es crucial que tú le des importancia y le hagas ver que tu Independencia os beneficia a ambos.

Las mujeres estamos acostumbradas a tapar “nuestras cosas”, empezamos el día que tenemos la menstruación, nos escondemos a nosotras y a cualquier posible mancha. Luego escondemos nuestro flujo vaginal cuando nos excitamos, escondemos nuestros pezones, nuestros ojos y rostro tras el maquillaje y nuestros deseos bajando la voz. Por lo que cuando una mujer quiere tener su Independencia es normal que esconda sus acciones y “no quiera molestar a nadie”. Pero claro, que nos molesten a nosotras si está permitido.

Recuerdo en Italia, una familia nos invitó a comer a su casa, disfrutamos, reímos y aprendimos como preparar nuevos manjares. Entonces sentí de pronto un fuerte tirón en mi vientre, me fui al baño para descubrir que acababa de bajarme el periodo. Incómoda y sin saber como se dice en italiano “compresas” intenté explicarle a la mujer que “tenía aquello que todas las mujeres tenemos al mes”, sonó algo así, “Io che la cosa que tutti mese la Dona”. Fue hermoso como me comprendió y trajo un par de compresas como un secreto para indicarme que podía lavarme o cambiarme de ropa.

Por aquel entonces aun no sabía que el dolor menstrual no existe, por lo que tuve unos fuertes calambres y tuvimos que irnos de vuelta a casa. Quise explicar la situación para que no se sintieran rechazados o que algo no nos había gustado. Pero justo cuando iba a explicarme, la mujer me interrumpió y dijo a su marido: “Algo le ha sentado mal, se tienen que ir”. Lo peor que le puedes decir a un Italiano es que su comida te ha sentado mal por lo que la relación después de aquel momento se volvió extraña.

Ya en casa y tras una ducha caliente, me pregunté por que la mujer había mentido, la menstruación es algo que todas tenemos y que los hombres saben. Entonces, con una botella de agua caliente en el vientre lo comprendí, recordé como mi madre me había dicho como ocultar mi menstruación, como mirar detrás de mi por si había manchado de sangre el asiento y como llevar siempre una sudadera o chaqueta extra por si me manchaba y así ocultarme.

¡Los hombres no crecen con esta clase de sensación de ocultarse! Ellos presumen de que les sale pelo en el bigote, ¡hasta en el pene!, se quitan las camisetas, viven cada mes como si nada y nosotras nos pasamos por lo menos de 4-7 días cada mes, ocultándonos aparte de los días previos en los que nos sentimos globos a punto de estallar. Por lo que cuando queremos ser Independientes es normal que digamos al principio que “son cosas nuestras” porque así nos han educado, cuando deseamos hacer algo que esté conectado con la Independencia.

Por lo que es primordial que tu pareja esté involucrada, sea parte de ello.

Al igual que las tareas del hogar son compartidas como te enseñé en el punto anterior, también lo debe ser emprender.

Una cosa curiosa que nos suele pasar a Ion y a mí es que cuando decimos que los dos emprendemos juntos nos miran y preguntan: “pero, ¿los dos hacéis lo mismo?” En realidad, lo que están preguntando es: “¿quién realmente trabaja?”

Esta pregunta es normal, la mujer lleva mucho tiempo siendo la secretaria, asistenta, gestora y revisora de lo que hace su esposo, pero pocas veces la que toma decisiones, más bien la que asiente o da su pequeña opinión. Por lo que es importante que ambos sepáis hacer lo que hace el otro, solo que cada uno escogerá lo que mejor se le da. 

En el caso de Ion y mío, expresarme por escrito, hablar en publico y grabarme es mi especialidad. Él en cambio es mi Steven Spielberg, las tomas, los ángulos y el escenario es algo que ama hacer y que se le da de maravilla. Si yo lo tuviera que hacer, me aburriría y además no vería que tengo detrás de mí un rollo de papel higiénico porque cuando me grabo, mi mente solo piensa en que quiero decir y como decirlo.

Sabiendo esto vas a definir con tu pareja que es lo que él hará para perfeccionar tu camino a la Independencia. Este paso es importante para que olvides y defiendas que una Mujer Independiente no está sola en el camino. Se habla de las mujeres que estuvieron cerca de grandes hombres, pero nunca se habla de las mujeres que consiguieron hacer entender a sus parejas que ellas también necesitan “detrás de una gran mujer hay un gran hombre”. ¡Vamos a conseguir que esa frase suene bien!

Lo que harás será una lista de las cosas que haces para tu Independencia, te daré el listado basado en las acciones que te dije hacer en el capítulo de NECESITAS 20H PARA VIVIR Y 4H PARA GANAR, esta lista está basada en las 4 horas para Instagram.

via GIPHY

El apoyo es algo que tomarse en serio, sino quítale una pata a una silla y siéntate 🙂 

Recuerdo que aprendí este punto con 12 años cuando mis padres llevaban un año en Herbalife. Una nueva Distribuidora había entrado en el Negocio, aquella mujer estaba descubriendo que podía ganar mas dinero que su marido y de hecho lo estaba consiguiendo por lo que él se quedaba en casa cuidando a los hijos de ambos. En la última cena que se quejó de él, yo observadora de la situación, le pregunté: 

—¿Y por qué no lo traes a los eventos? De esa manera comprende que aquí puede ganar tanto dinero como tú y además lo hacéis juntos.

Se rio de mí y respondió.

—Yo no quiero que me controle, si se queda en casa me da libertad.

Unos meses después se divorciaron y hoy en día ambos son dos personas perdidas con dos hijos cuyos padres no se hablan.

Aquella situación me hizo ver que a las mujeres nos hacen creer que, si dejamos que un hombre entre en nuestra vida o trabajo, nos controlan y es cierto, si no sabes como controlarlos lo hacen. Es normal, han sido educados para hacerlo, yo misma tengo que recordarle a Ion un par de veces de donde viene su educación y él mismo razona sorprendiéndose de como los hombres y mujeres de su alrededor le hicieron pensar que hay cosas que deben hacer las mujeres y otras los hombres.

Por lo que, ¿cómo hacer que tu pareja te ayude y no te controle?

Siendo una “Medusa”, el hermoso invertebrado transparente es un modelo de comportamiento que podemos copiar. La cabeza, la cual se mueve por medio de pulsaciones somos nosotras, la mujer en camino a su Independencia y los tentáculos son las cosas que hace nuestra pareja, imagina que pasaría si fueran independientes del cuerpo, que andaría picando y descontrolados, provocando tal vez la muerte de la propia Medusa. Para que esto no suceda la cabeza y los tentáculos deben ser uno para así poder seguir nadando. Por ello es importante que valores cada cosa que hace tu pareja. Las Mujeres Independientes sabemos lo importante que es lo que hacemos y damos por sentado que nuestras parejas, aquellos que perfeccionan nuestras acciones, lo saben, pero no, son tentáculos sensibles y que pican si los descuidas.

Por ello es importante que aprecies lo que haga tu pareja y conviertas el momento de hacer fotos o grabar videos en un momento de compartir juntos, donde encuentres aquello que él puede hacer para que tu imagen sea diferente.

Para ello vas a dibujar cuatro tentáculos extra a la Medusa,  que serán esas cuatro cosas de la lista que tu pareja hace con gran excelencia y que te ayudará a tu Independencia.

¡A dibujar!

Tengo un regalo para ti y tu pareja. Para ayudaros a vuestra unión y la realización de esas horas que pasáis juntos, Ion y yo hemos creado un Cuaderno de Dibujo de Autoayuda y que deseamos regalarte. En el siguiente enlace puedes descargar las plantillas y si lo deseas imprimirlo para colorear juntos.

Descargar Plantillas para Dibujar y si lo deseas en físico, puedes solicitarlo a través de Amazon y disfrutar de un momento único con tu pareja.

via GIPHY

Hace unos meses estaba viendo la segunda temporada de la serie de “Selena” en Netflix. La segunda parte me hizo sentirme identificada con aquella mujer que deseaba ser Independiente y no tener que depender de su familia, a lo que tristemente los demás pensaron “que intentaba hacer demasiadas cosas”, aunque ella quisiera avanzar. Pero lo que más me impactó fue una escena en la que su esposo Chris exigía tener tiempo para su música. Aquello me removió del sofá y esperé a que la situación no se estrechara como yo suponía, pero lo hizo, tristemente se repitió la historia de siempre. Chris intentó dar su discurso de hombre desorientado que decide que dedicar tiempo a su esposa supone renunciar a sus sueños. Por lo que Selena, comprensible y vivaz, le apoya, le da tiempo para que haga su música, renunciando a que él la acompañe a un concierto muy importante.

Cuando Selena vuelve, espera encontrar a su esposo con canciones nuevas, con los dedos cansados de tocar, la voz ronca como ella cuando empezó su duro trayecto a la fama… pero no, encontró a su esposo con resaca, la casa llena de latas de cerveza y la guitarra solo había participado en una noche de alcohol y hombres que sueñan con ser estrellas, pero están fundidos.

Al ver aquello tuve que parar la serie, levantarme y servirnos a mí y a Ion una copa de Brandy, con un cigarro de cerezas empecé a soltar lo que acababa de ver.

—Entonces el hombre no pudo estar contento con ser el esposo de la gran Selena, quería ser  como ella a pesar de que no se ha sacrificado como ella y exige canjear el tiempo de estar con su esposa para dedicarse a la música y cuando tiene tiempo, ¿qué hace? Se emborracha. ¿Es una broma?

Ion asintió y me dio la razón.

—Eso es lo que les pasa a muchas parejas —me apoyó Ion—, si la mujer se vuelve mas poderosa, el hombre de pronto quiere lo mismo, mira yo, por ejemplo, a veces intento grabarme como tú, pero no soy tan constante y me desespera tener que tratar con tanta gente, a ti te encanta, sabes mantener el perfil.

—¡Pero tú eres una pieza crucial en mi! Sin tu apoyo mis videos no serían tan geniales, solo videos y ese toque ruso, eres mis tentáculos.

Comprender que somos la pieza del otro, nos hizo entender que la Independencia no es un camino solitario, es hermoso tener piezas a tu alrededor. Por ello es una gran mentira decir que las mujeres independientes están solas, es que los demás no miran los engranajes, solo el resultado final.


Y hasta aquí los 5 puntos importantes para tener PACIENCIA PARA ENCONTRAR TU COMPAÑERO/A. Te habrás dado cuenta de que no se trata de tener una pareja para no sentirnos solas, sino de poder hacer que esa persona con la que compartes tu vida, sea realmente parte de ella, tanto de tu éxito como de tu fracaso. Por lo que haz cada punto, llévalo a cabo y tendrás a tu lado alguien que adores y que te respete.

Antes de finalizar quiero hablarte sobre algo crucial que me acercó a mi Independencia y es el ORGASMO. Sí, has leído bien, de hecho, quiero que tomes ahora mismo tus colores favoritos y colorees la palabra ORGASMO, vamos, luego entenderás porque.

Espero que lo hayas hecho en un lugar publico y mas de una mujer te haya visto y preguntado a si misma: ¿cuándo tuve mi ultimo orgasmo? De hecho, sueño con que te pregunte qué libro estás leyendo y se convierta en tu primera clienta.

La primera vez que me atreví a hablar acerca del orgasmo realmente, fue tras ver una escena de Meryl Streep en una película, la cual no recuerdo cual era, pero sí la frase que dijo: “Oh, ha sido el primer orgasmo en mi vida”. El personaje tenía mas de 50 años por lo que me sentí confusa, paré la película y le pregunté a mi tía.

—Tita, ¿Cómo es posible que si no era virgen ese ha sido su primer orgasmo?

—Oh, el orgasmo no tiene nada que ver con hacer el amor, hay mujeres que no tienen orgasmos al tener relaciones.

Le dio play a la película evitando que siguiera hablando. Aquello se quedó en mí, ¿Cómo era eso posible? No le pregunté a nadie, ni a mi madre y mirar en internet me daba pánico por su encontraba páginas porno, en aquella época, con 16 años todo lo relacionado con el sexo era para mí un misterio tenebroso.

Pero a los 18 años volví a escuchar del ORGASMO sin querer.

Me había despertado a por un vaso de agua y oí a mi madre hablar con una amiga mientras bebía una copa de vino, ambas estaban borrachas de alcohol y de ex-maridos, sin querer oí a mi madre hablar.

—Nunca tuve orgasmos sin su ayuda —me quedé paralízada al oír a mi madre, mis mejillas se encendieron al saber que hablaba de mi padre. Fui a irme cuando entonces una ultima frase se coló—, siempre se quejó de que me pasaba algo porque con otras mujeres eso no pasaba.

¡Wooo! Aquello me azotó desde la cabeza a los pies. Eran la segunda vez que oía acerca del orgasmo, la primera mi tía me afirmaba que no todas las mujeres lo sienten, la segunda, confirma que ella no puede sin ayuda, ¿qué pasaba ahí? Y como si la Diosa del Orgasmo me hablara unos días después en la serie Girls la gran directora y escritora Lena Dunham se masturbó en la bañera con la fuerza del agua que salía de la alcachofa de la ducha. Decidí probarlo aquella misma noche mientras me daba un baño, el escalofrío que sentí me hizo sorprenderme, fue como si mi cuerpo se activara, me reí en las burbujas del agua y decidí llevar la mano allí donde me hacía cosquillas. ¡Entonces encontré mi clítoris! ¡Qué maravilla! ¡Qué meses escondiéndome en el baño y masturbándome! Nadie me había dicho como hacerlo, entonces empecé a buscar mas información y cuando Ion apareció en mi vida con 21 años, yo sabía donde tenía que tocarme, como inclinarme y no necesitar el dedo. Aquello me dio mi primera Independencia, la Sexual.

Una mujer que sabe donde obtiene el mayor placer y se atreve a probar con su pareja, es una Mujer Independiente, ya que el sexo es una de las maneras más dominantes con la que se nos doblega a la mujer. Mi tía y mi madre creían que algunas mujeres están mal, que no les funciona o que no tienen el orgasmo activado como si fuera un interruptor. Tener orgasmos, control de tu cuerpo y sobre todo no avergonzarte de buscar tu propio placer es una de las cosas que tienes que comprender que te ayudará a tu libertad.

Un orgasmo nos relaja, nos quita tensión y sobre todo sienta de maravilla. Por lo que hoy date una bañera o tal vez túmbate en la cama y mastúrbate, piensa en tu pareja como te excita mas, incluso puedes buscar una escena sexual ya sea de una película o pornografía, lo que sea que te haga gotear.

La sexualidad fue lo que a mí me liberó, saber que tengo un gran poder sobre mi placer y el de mi pareja. El sexo es poder, pero no me refiero a llevar escote o ser atractiva sexualmente para otras personas, sino a poder sentir cuanto placer reside en nosotras. Saber que nuestros dedos y pensamientos son capaces de producir tal sensación es un momento maravilloso.

¡Por lo que hoy… ORGASMO!

Y ahora sí, hemos terminado este capítulo, pasemos al siguiente.