Día 1. Necesitas Deseo De Aprender

“Yo no sé como se hace eso”, muchas de las mujeres que he asesorado me han lanzado esta frase y las comprendo perfectamente.


Escucha o Lee el Libro en otros Plataformas y Formatos:


Sé lo difícil que puede ser algunas cosas con las que muchas nacemos o a la que nos acostumbramos a temprana edad, la tecnología es una de ellas y a veces parece que muchas mujeres temen que sus computadoras echen humo o les salgan patas y decidan abandonar sus casas. Por lo que voy a calmarte ahora mismo, solo vas a necesitar aprender una herramienta en todo el mundo de internet donde comenzarás a ofrecer tus servicios y seguro que ya la usas, puede incluso que me conocieras en ella, pero primero déjame contarte mi conexión con la Educación.

Nací en Cádiz (España) pero mi infancia sucedió en un pueblo llamado Puerto Real, para que te hagas una idea, es el lugar donde se habla el peor español en todo el país. Mi abuela exigente me dijo con apenas unos cinco años nada mas mudarme al pueblo:

—Espero que no hables tan mal como las niñas de allí —ella que siempre ha cuidado su aspecto, pareciéndose a Jane Fonda y con su ropa colorida y su perfume persiguiéndola, me causaba un gran impacto. Me parecía la mujer mas elegante y segura que había visto, por lo que, si mi abuela Isabel me daba un consejo, debía seguirlo. Y eso fue lo que hice. Me obsesioné enormemente en no tener acento español, esa fue la primera clase de educación femenina que me marcó tanto que hoy en día soy como un collage de acentos, nunca saben de donde soy. Mi primera educación vino de alguien que admiraba, la segunda vino de la persona mas importante de mi vida, pero no lo supe hasta 13 años después.

Ejercicio Sugerido: Imprime y Colorea esta imagen. De esa manera tendrás un momento en el que dibujas a la persona más importante. Tú.

Era sábado y tenía 16 años, estaba depilándome las cejas mientras esperaba que una mascarilla de aguacate y barro de Egipto (al menos así lo vendían) hiciera su efecto en mi rostro adolescente y lleno de acné. La música sonaba en mi vieja radio dorada, estaba soñando despierta mientras arrancaba los pelitos de mi ceja conteniendo las lágrimas de dolor, cuando entonces me miré al espejo dándome cuenta de que me había depilado de más la ceja derecha y dejando una calva que se podía ver perfectamente. En aquel momento imaginé a los chicos y chicas riéndose de mí al día siguiente en la escuela. Por lo que lancé la pinza y me miré al espejo, verde, como una Hulka, entonces tomé la mayor decisión de mi vida, me dije a mi misma:

“No me parezco a esas chicas perfectas por dentro, ¿porque intento parecerlo por fuera? No soy capaz ni de depilarme una ceja. Lo dejo, voy a educarme por dentro, terminar mi primer libro y tener tanto conocimiento que un chico se enamorará de mí de verdad, porque por belleza evidentemente no será”. 

Después de aquel día, cada fin de semana escribía, las horas pasaban por mis dedos y las teclas se movían con velocidad, acababa de dejar atrás los esfuerzos por ser como se suponía que debía ser. Entonces llegaron a mi vida los libros juveniles y los fines de semana, mientras mis amigas recogían pedazos de corazones rotos, yo leía a Jane Austen, a Stephanie Meyers, Cassandra Clare, Magie Steveter, Suzzane Collins, escritoras que me enseñaban a chicas como yo, alejadas del mundo pero que al final lo salvaban.

Si te he contado esto es porque quiero que veas que no necesitas nacer en un lugar donde abunden oportunidades, como yo y que tampoco necesitas ser segura de ti misma o increíblemente lista o bella, simplemente necesitas aprender lo necesario, como yo hice, necesitaba terminar un libro, me puse a leer y lo hice en meses. Lo maravilloso es que aquello solo fue el inicio de mi aprendizaje en mi carrera como escritora y asesora. Pero ahora hablemos de la educación de las mujeres, porque te voy a desvelar un secreto y es el siguiente:


Piensa un momento, ¿Cómo sabes que te va a venir la regla? ¿Cómo sabes cuando una persona no es de confianza? ¿Cómo sabes cuando tu amiga está triste? ¿Cómo saben las madres cuando nos han roto el corazón? ¿Cómo supo mi madre darme a luz y luego el pecho? Nuestra existencia femenina está repleta de pruebas. En el siglo XIX sabíamos pintar, tocar el piano, coser, llevar una casa, hablar con el servicio. En la Segunda Guerra Mundial, mujeres que nunca trabajaron fueron colocadas en fábricas e hicieron “trabajos de hombres”, cuando ellos volvieron todo estaba en orden, nada había caído. Como si el conocimiento apareciera por arte de magia. ¡Hasta hubo equipos de Baseball de mujeres que jugaron mejor que los hombres! Llevamos aprendiendo desde que nacemos.

Nunca he oído que una mujer con regla diga: ¡No sé cómo se hace eso!


Asusta, pero sabes que ha llegado el momento, ahora las cosas no serán igual, un mundo de posibilidades se abrirá ante ti, la excitación es palpable y el nerviosismo, pero sobre todo saber que eres mujer. Eso es lo que sentirás al aprender hoy.

En este punto te preguntarás, ¿pero Jacqueline cual es esa herramienta? ¿Qué tengo que aprender?

Esta herramienta es actualmente usada por un 57% de mujeres. De hecho, el 84% que es patrocinado, es por mujeres. Y lo que es más impactante, las mujeres ganan más dinero con esta herramienta. Y las madres son muy queridas al usar esta herramienta. ¿Qué herramienta es? La famosa red social Instagram.

Esta red social donde todas vemos fotos de amigas, buscamos libros, recetas, dibujos, reímos con los videos de otras mujeres y damos corazoncitos, es la red social que te va a ayudar a encontrar a tus clientes, porque recuerda que el objetivo de ganar mas que el hombre, es que consigas tener el dinero para tus 6 meses de menstruación, por lo que vamos a hablar de como usar Instagram.

Instagram será tu puente, un escaparate donde las personas tendrán confianza y se sentirán identificadas contigo. Por ello es importante que aprendas a tener un perfil que te ayude a vender tu producto, el cual desarrollaremos en el Capítulo 2, pero por ahora voy a educarte en cuanto a Instagram.

Lo que harás en Instagram será lo siguiente:

  • Contactar a tus futuros clientes correctos.
  • Mostrar tu producto o servicio de forma natural.
  • Mantenerte en contacto con tus clientes.
  • Hacer que otros te compartan.
  • Sentirte admirada.
  • Hablar de forma espontánea sobre tus ideas.
  • Y de forma escalonada gracias a vender tu producto/servicio ganarás más que un hombre.

¿Qué necesitarás para hacer todo esto?

  • Hazte una cuenta en Instagram en caso de que no tengas.
  • Hazte una foto ahora mismo feliz porque tienes tu cuenta (tranquila, luego la cambiarás).
  • Sube en Historia una publicación con el libro etiquetándome como @Jacqueline_MQ y sígueme, me encantará saludarte y ser tu primera seguidora oficial.
  • Quieta, ya tienes registrada a tu nombre tu herramienta, accesible al mundo las 24h, ahora toca que aprendas que hacer con ella.

¡Llegó el momento de que nos conozcamos! Gracias a adquirir el Libro Vivo, podrás reunirte conmigo para que juntas creemos y editemos tu perfil en Instagram. A continuación, rellena el siguiente formulario para saber en que punto te encuentras en la configuración de tu perfil y así saber los pasos en los que necesitaré asesorarte, recibirás un email con el día y las horas que tengo disponible.

Una de las cosas que sucede en las Redes Sociales, es que creemos que todo lo que vivimos es importante y olvidamos que las usamos para hacer negocios, por lo que es importante que si ya tienes una cuenta en tu Instagram, desaparezcan todas las publicaciones que tenías hasta ahora. Archívalas (tranquila no se borrarán, se archivarán). Este movimiento creará expectación en los que te seguían y verán que estás a punto de hacer algo nuevo. La mayoría de las Influencers han hecho esta clase de movimiento en sus redes sociales para causar interés en sus fans, por lo que haz lo mismo.

Una vez archivas tus imágenes de Instagram ha llegado el momento de pasar al siguiente punto, Necesitas Ganar Dinero para Ganar más Dinero, es decir, necesitas un producto. ¿Y adivina cuál va a ser? Tú.