Día 7. Comprometerte con lo que Sabes Hacer

“Pero, ¿y si no funciona? ¿No prefieres haber estudiado algo más por si acaso?”

Esta pregunta me la lanzó una amiga un mes antes de que el plazo para realizar Bachillerato se cerrara. Recuerdo estar en la playa, la música sonaba fuertemente, los chicos y chicas entraban en una discoteca a la que yo no deseaba acceder por nada del mundo, temía perderme en el mar de corazones rotos tras unos cuantos shots de más, por lo que pedí a mis amigas esperar fuera a que vinieran a recogerme mis padres. Entonces me preguntaron si había enviado las solicitudes de acceso al nuevo curso escolar superior a lo que yo respondí:

—He decidido no hacer el Bachillerato.

Como si les hubiera dicho que iba a quedarme ciega, ambas hermanas, mellizas, se taparon la boca espantadas y las lágrimas surcaron por la mas emocional de las dos.

—¿Cómo vas a hacer eso, Jacqueline? ¿Y tu futuro? ¿Qué vas a hacer?

—Voy a escribir, trabajaré en Herbalife y me dará el tiempo para escribir y con el dinero de los libros viajaré por el mundo.

La mas emocional me tomó de las dos manos como si de aquella manera me bajara de mi nube de sueño.

—Entiendo que te encanta escribir y se te da de maravilla, pero necesitas un seguro.

Sonreí al ver su preocupación y contesté:

—Si voy a Bachillerato serán dos años de mi vida que podría invertir escribiendo, luego de cuatro a cinco en la Universidad según escoja la carrera, ¿cuándo voy a escribir? No deseo que sea mi Hobby, sino mis ingresos, quiero pasarme la vida escribiendo y viajando, no quiero ser una empleada.

Después de aquella noche no volví a verlas, sé que hoy en día ambas tienen empleo y yo hice realidad la vida que deseaba.

Pero lo que me enseñó aquella noche era mi determinación, era que me comprometí con lo que sabía hacer y mas me satisfacía, que era escribir y hoy es mi mayor fuente de ingresos y que me hace ganar mas que el hombre.

Lo que yo estaba deseando con 18 años no era un año sabático, era compromiso. Sabía que lo fácil era estudiar y en 7 años empezar mi vida adulta. Por lo que me lancé oficialmente a ella y comenzó mi gran aventura con la búsqueda editorial.

Con 18 años en 2010 mientras mis amigas comenzaban a sentir la vida de adolescentes rebeldes, yo me hice mi propio esquema de objetivos. Decidí que enviaría cada día a 50 editoriales un email a las 00:00 para que de esa manera al día siguiente fuera mi email el primero que vieran. Durante el día me informaba de la literatura de moda en el tiempo libre, en el que no hacía Herbalife en las oficinas que mis padres habían alquilado, nada mas llegar a casa escribía un capítulo más hasta medianoche para enviar mas emails. A la mañana siguiente me despertaba para ver si tenía respuesta. Los fines de semana mientras mis amigas perdían la virginidad o volvían a tener sexo con ese chico que solo quería momentos ocasionales, yo leía, ampliaba mi vocabulario y desarrollaba nuevos personajes. Un año después una Editorial contestó y publiqué mi primer libro antes de los 20. ¡Objetivo cumplido!

¡Y todo porque estaba comprometida con mi habilidad!

Y eso es justamente lo que tú vas a aprender, a encontrar tu habilidad y comprometerte con ella.

Es importante que sepas que una vez descubras tu habilidad, esta debe estar incrustada a ti como un tatuaje, aunque lo borres seguirás recordando que una vez fue parte de ti, por lo que tomate en serio las horas que le dedicarás.

Pero, la gran cuestión es: ¿Cómo sé cual es mi habilidad?

Como creadora de historias, me encanta romantizar el momento en que me di cuenta de que escribir era mi habilidad, la cual se divide en dos momentos.

La primera fue viendo una película que los Testigos de Jehová nos hacían estudiar cada año como especial de las reuniones que celebraban. Era mi parte favorita, poder ver una película y luego hablar de ella en público. La película trataba de una chica que se acababa de mudar a una nueva escuela y le apasionaba escribir poesía, frustrada de no tener amigos ni personas conocidas, escribió un poema que llamó la atención de un chico. Después la historia se vuelve insoportablemente limitante y dependiente de una religión, pero lo que me pasó en el momento en que vi aquella escena en la que la protagonista leía su poema fue que sentí la necesidad de escribir mis emociones. ¿Y qué sucedió? Que encontré algo que me hacía sentirme maravillosamente, debía de tener unos 6-7 años, después de aquel momento comencé a crear cuentos de fantasía, escenas de niñas en lagos, sobre faunos, dioses griegos y besos prohibidos. Pero no fue hasta los 21 que comprendí que era una habilidad y podía darme mi Independencia financiera. Lo cual nos lleva al segundo momento en que conocí mi Habilidad y su uso.

Dejé a Ion entrar en mi vida, después de vernos físicamente por primera vez tras 3 meses hablando por Facebook y Skype, vino a Cádiz, solo debía quedarse tres días, pero el tercero, unas horas antes de que se fuera, mientras jugueteábamos con unas patatas fritas en las mesas de McDonald’s, nos atrevimos a decirnos la verdad.

—¿Te quieres ir? —Pregunté con el corazón palpitándome fuertemente.

—Claro que no, me gustaría quedarme.

Le miré y vi la inseguridad y el deseo en sus ojos, entonces Ion se dio cuenta de que yo sentía lo mismo, por lo que decidimos que si se quedaba haríamos algo para que mis padres se sintieran que aportaba extra para quedarse, por lo que desarrolló un sistema online para el negocio de mi padre de vender café saludable a cambio de quedarse en casa conmigo. En aquella situación vi ante mi dos posibilidades:

• Ser como mi madre y llevarle a Ion el desayuno por la mañana, preguntar de vez en cuando que tal va todo y preparar el almuerzo mientras él y mi padre hablaban emocionados por lo que hacían. Entonces yo daría mi opinión con voz bajita y ellos sonreirían como si fuera una perrita adorable, pero que no tiene ni idea de negocios.

• O ser parte de la creación de aquel negocio y que una de sus partes dependiera de mi habilidad.

¡Evidentemente tomé la segunda opción! Busqué donde podía aportar y me di cuenta de que nadie estaba escribiendo las paginas online con emoción y pasión, por lo que me auto-asigné aquel papel e Ion me apoyó al darle la noticia.

Lo que sucedió es que descubrí que me apasionaba escribir marketing, hablar sobre ventas, historias de éxito con autoayuda como la que estás leyendo y que podía combinar, todo lo que había leído y visto, en cartas de venta que luego usaron miles de usuarios.

Aquella acción, involucrarme y que me apasionara tanto como escribir una historia, me hizo darme cuenta de que tenía una habilidad que intensificar y que era pagable, la cual me hizo conseguir Ganar mas que el Hombre años después, pero ahora centrémonos en como encontrar tu habilidad.

via GIPHY

Curiosamente un año después Ion apareció en mi vida y resultó que nos reconocimos al instante, como dos almas que se han estado buscando durante mucho tiempo, supimos que éramos lo que el otro había estado esperando.


“Pero yo no tengo talento”, eso es lo que me decían mujeres incluso antes de hacer asesorías y tú por leer este libro no lo dirás nunca, solo querrás avanzar.

Muchas mujeres cuando llego a este punto en mi Asesoría de Mujer Independiente, creen no tener ninguna habilidad. Lo cual nunca es cierto, todas tenemos habilidades, solo que creemos que no pueden darnos dinero.

Me encanta el ejemplo de vida de la japonesa Marie Kondo, la cual supo convertir la habilidad de ordenar en su propio negocio, originando una serie de Netflix acerca de como ordenar tu casa por lo tanto tu vida.

¡Cualquier cosa que se te de bien puede ser tu habilidad!

Pensemos en la francesa Gabrielle Bonheur, cuya habilidad era ser bailarina de Cabaret, saber utilizar su encanto les acercó a las personas correctas que financiaron su verdadera pasión, coser, consiguiendo convertirse en Coco Channel, la famosa firma de ropa.

Lo interesante de la historia de Coco Channel es que su mayor Habilidad era el encanto y la presencia correcta para poder recomendar a los demás que ropa llevar. Su Habilidad no era saber coser mejor que nadie, sino que a diferencia de otras costureras que eran mucho mejor que ellas e incluso mas talentosas, pero no salían de la sala de costura y el único sonido que oían era el del hilo al introducirse en la tela. Coco Channel en cambio comprendió lo importarte que era involucrarse en la alta sociedad, ir a las fiestas correctas y rodearse de las personas que podían hacer realidad sus sueños, pero todo sabiendo recomendar que clase de ropa llevar.


Ahora, tú serás la Coco Channel de tu vida. Como ella, tienes que recomendar, que es aquello que has estado compartiendo en Instagram, y la Habilidad que adquirirás será el puente que haga más fácil y tentadle adquirir tu producto.

Para saber cual es tu Habilidad solo tienes que responder la siguiente pregunta: ¿Qué se te da bien?

Desarrolla un mapa, pon música y si es necesario pregunta a tu Compañero/a de vida para que aporte y te ilumine acerca de que clase de Habilidades cree que hay en ti. Escríbelas sin pensar en si son relevantes, si por ejemplo se te da bien hacer pasteles, escríbelo, si eres fantástica oyendo a las personas, también o si te encanta escribir, adelante, ya que una habilidad puede ser el siguiente escalón a tu Independencia.

¡Listo! ¡Wooo acabas de definir tus Habilidades! ¿Sabes a cuántas mujeres se les pregunta cuales son sus habilidades y no saben definirlas? ¡Tú las has escrito! ¡Felicidades! Lo que harás a continuación será escribir en el centro de estas que es lo que recomiendas en Instagram. ¡Hazlo ahora!

Descarga la Plantilla para que sea mas facil desarrollar tu Mapa. Haz clic aquí.

¿Lista? ¡Súper!

Ya tienes tus Habilidades y en el centro lo que recomiendas, lo que harás a continuación es tomar tres colores, uno debe ser tu favorito, otro que te guste mucho y el ultimo un color que no usas demasiado.

Lo que harás será colorear con tu color favorito los cuadros que contengan las Habilidades que están relacionadas y te ayudarían al usarlas en la recomendación de tu Producto.

Por ejemplo: Una de mis Habilidades es “Hablar en Público”, la cual me beneficia en vender mis libros y transmitir mi pasión por escribir, por lo que iría marcada por mi color favorito, el violeta 💜.

Ahora ve a colorear esas Habilidades que te aportan directamente a tu tipo de recomendación.

Te aplaudo, felicidades por definir tus Habilidades Estrella.

Ahora vamos a las Habilidades Secundarias, las cuales son aquellas que impulsan a las Habilidades Estrella, por ejemplo, en mi caso estas serían Habilidades como saber palabras en otros idiomas, no es una Habilidad Principal, pero hace diferentes mis libros y gracias a ella puedo hablar acerca de los Libros y mostrar lo diferentes que son por el contenido diverso que contiene. Por lo que dibujaría estos cuadros de Habilidades en verde 💚. ¡Adelante! Voy a darle un beso a Ion mientras coloreas 🥰

¡Lista! Ahora toca colorear las Habilidades Pausadas, esta clase de habilidades son aquellas que no están nada conectadas con tu Recomendación, en mi caso es por ejemplo bailar, es una Habilidad y algo que amo, pero no la uso para recomendar mis libros, el día que escriba un libro sobre el mundo de la danza pasará a Habilidad Principal, como lo hizo la Gastronomía al incorporarlo en mis libros, por lo que la colorearía en azul 💙.

Aquí un ejemplo de como me quedó a mi.

Es importantes que las Habilidades Pausadas puedan activarse con el tiempo e incluso puede que añadas nuevas, lo importante es que explotes aquellas que son Principales y en el momento adecuado podrás usar las Pausadas.

Las Habilidades deben ayudarte a mantenerte en el camino a la Independencia. Una de las cosas que mas ocurren hoy en día, es que las Redes Sociales, sobre todo Instagram está repleto de personas habilidosas, encuentras mujeres que saben dibujar, que bailan, cantan e incluso que tienen medios elegantes de reciclar y hacer un negocio de ello e incita al publico a intentar imitarles, olvidando que no tiene nada que ver con su recomendación, desviando la meta, la Independencia. Por lo que trata de manera sagrada lo que compartes y las Habilidades que usas. Si quieres experimentar con una nueva Habilidad, adelante, yo misma usé la de bailar hasta que me di cuenta que solo atraía un publico sexual que no me interesaba que me dijeran “guapa”. Por lo que decidí volver a mi ficha estrella, hablar, expresarme y mostrar cuanto amo comer y que por eso mis libros son diferentes, gracias a lo que vivo. A ese punto tienes que llegar, tus habilidades deben ser parte del cosmos de tu recomendación.

via GIPHY

“Todo el día leyendo, te vas a poner gorda”. Mi abuelo me dedicó esta frase con 16 años que me hizo defenderme con la siguiente respuesta:

—Estoy aprendiendo abuelo, si quiero ser una gran escritora necesito leer mas que nadie.

Esa lección me la enseñó Marilyn Monroe en su Biografía “My Story”, justo al inicio explica porque era famosa, aquello me intrigó demasiado, por lo que presté una especial atención.

Marylin explica que tras una serie de rechazos en Casting tomó la gran decisión de su vida, “no ser mejor en nada, sino en varias cosas”, tuve que detenerme al leer aquello al darme cuenta la imagen tan falsa que nos había vendido el mundo sobre ella. 

Cuando pensamos en Marilyn Monroe pensamos que es la mas sexy, la mas talentosa, la mas versátil, la mas divertida e incluso la mas rubia. Pero la verdad es que era la mas habilidosa en varias cosas que se centraban en vender su recomendación: Películas. ¡Simple! Por lo que Marilyn decidió saber cantar lo suficiente, bailar lo suficiente, actuar lo suficiente y tener el físico suficiente para que en el momento en que le preguntaran en el Casting si sabía hacer alguna de esas cosas la respuesta fuera: Sí.

Desde hace mucho tiempo se nos enseñó a la mujer ser SOLO Buena Ama de Casa, luego SOLO Buena Estudiante para al final conseguir un buen esposo.

via GIPHY

Por lo que tener varias Habilidades parece de una mujer desordenada y poco centrada, pero es algo necesario ya que lo que deseas es atraer suficientes clientes y para ello es necesario ser Habilidosa en varios temas.

Recuerdo en una entrevista que me hicieron en la radio y el locutor me hizo la siguiente pregunta: “Jacqueline, ¿qué no escribirías nunca?” Mi respuesta, la cual me sorprendió años después al olvidar la entrevista y volver a escucharla fue: “Autoayuda”. ¡Hoy mi mayor ingreso proviene de los libros de Autoayuda que escribo para hombres! Por lo que tuve que aprender esa Habilidad, la incluí al darme cuenta en la cantidad de demanda que había y la falta de una mente fresca como la mía que sabía combinar novelas y lecciones de éxito.

Por lo que lo que harás a continuación será examinar que Habilidades tiene tu competencia, aquella que buscas para encontrar a tus Clientes y te enseñé en el capítulo 4. Escríbelas y escoge una de ellas para aprender a añadirla a tu vida en los siguientes días.

Si por ejemplo es hablar en público, grábate cada día en Directo en Instagram, aunque sean cinco minutos para saludar y decir que has subido nuevo producto recomendado en Instagram. Si es por ejemplo saber maquillarte las pestañas porque ves que implica mayor demanda en tu recomendación de productos de belleza, busca maneras diferentes en las que puedes superar a tu competencia. ¡Todo vale a la hora de obtener una Habilidad! ¡Lo importante es que avances y añadas! A mí me pasa constantemente, hace 2 meses no sabía que me apasionaba escribir el género de Humor Negro y está resultando ser uno de los libros más importantes que he escrito. ¡Por lo que anota esas Habilidades Futuras y ponle estrellitas doradas 🌟 ya que son parte de tu objetivo!

via GIPHY

Puede ocurrirte una cosa divertidísima al desarrollar tu panel de habilidades y es que estas no tengan nada que ver con el producto que recomiendas.

Tengo una clienta que le apasiona coser, dibuja maravillosamente y además tiene un físico que la acercaría a un publico medio, sin embargo, se dedica al mundo de la bajada de peso a pesar de que su físico y habilidades no están conectadas para ayudarla a tener éxito y además todo parece un esfuerzo enorme.

Al encontrar nuestras habilidades estas nos deben de dar una sensación de claridad, ver como el camino está frente a nosotras. Inmediatamente, nada más colorearlas sabrás en que te pueden ayudar a vender tu recomendación. Sin embargo, si terminas de escribirlas y te das cuenta de que no están conectadas con tu producto, entonces te aconsejo que subas al capítulo 4 y vuelvas a empezar de nuevo definiendo tu tipo de producto. Tranquila, esto es completamente normal, sonríe porque no has tardado años en darte cuenta, sino mas de 100 paginas.

¡Ahora sigamos!